La moda como reflejo social en la gran pantalla

La película «Saltburn» de Emerald Fennell utiliza la moda como un indicador clave de las brechas sociales en la Gran Bretaña de los ochenta. El personaje de Oliver Quick (Barry Keoghan) se destaca desde su llegada a Oxford por su peculiar estilo, marcando su posición como forastero.

Sophie Canale, la diseñadora de vestuario de Bridgerton, recreó auténticamente la moda de 2006, explorando fuentes poco convencionales como eBay y Depop para capturar la esencia de la época. La película presenta un elenco diverso, cada personaje reflejando su posición social a través de la moda.

Desde la problemática Venetia hasta el personaje interpretado por Rosamund Pike, la moda se convierte en un medio narrativo para explorar la identidad y las relaciones sociales. «Saltburn» demuestra que la moda no es solo estética, sino un reflejo profundo de la sociedad y una herramienta poderosa para comunicar las complejidades humanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *