En el corazón de la selva de Quintana Roo, emerge una maravilla que captura la esencia de la mitología maya y la riqueza natural de la península de Quintana Roo: «Xi’Paal Kaab», la imponente escultura del Niño Abeja.

Con una altura de 8 metros, esta obra maestra es mucho más que una pieza artística; representa la conexión entre el arte, la naturaleza y la cultura, y marca un nuevo capítulo en la expresión artística en la industria hotelera.

Concebida por el renombrado artista internacional Raúl Estudillo Alvarado, conocido como Rino, «Xi’Paal Kaab» es una celebración del patrimonio natural y las tradiciones culturales de Quintana Roo.

Lo que hace que esta escultura sea aún más especial es su composición: un asombroso 90% de sus materiales provienen de la misma selva en la que se encuentra, incluyendo raíces, ramas y troncos de diversas especies de árboles.

Inspirada en los Aluxes, seres míticos de la mitología maya, esta obbra de arte captura la esencia de estos seres invisibles que a menudo adoptan la forma de los mayas, pero en miniatura.

La escultura presenta trece piedras, una abeja melipona sagrada para los mayas y una mariposa, símbolos de la vida y la transformación. En la mano del Niño Abeja, una antorcha ilumina el camino, simbolizando la esperanza y la armonía entre el ser humano y la naturaleza.

La inauguración de «Xi’Paal Kaab» fue más que un evento; fue una ceremonia tradicional, presidida por un chamán, que honró tanto la tierra prehispánica como la escultura misma. Este ritual místico subrayó el compromiso del complejo con el respeto y la conservación de la cultura local, un valor fundamental en Sandos Caracol Eco Resort.

Te aseguramos que no es solo una obra de arte, es una experiencia que invita a los visitantes a reflexionar sobre su relación con el mundo natural. Los huéspedes y visitantes pueden compartir sus experiencias en las redes sociales utilizando el hashtag #SandosCaracol, conectando así con una comunidad global apasionada por la naturaleza y el arte.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *