La Riviera Maya volvió a dar la bienvenida al histórico Maroma, A Belmond Hotel. El legendario alojamiento se encuentra en un enclave privilegiado, rodeado de 80 hectáreas de exuberante selva tropical junto a las recónditas playas de arena blanca de la costa caribeña mexicana, y se ha renovado minuciosamente para poner de relieve el diseño, las tradiciones y la cultura mayas.

El icono renace con 72 habitaciones, suites y villas decoradas con materiales locales, estampados típicos y artesanía tradicional, así como cuatro restaurantes, entre los que se incluye el nuevo Woodend by Curtis Stone del famoso chef galardonado con una estrella Michelin, y Casa Mayor, donde el chef ejecutivo mexicano Daniel Camacho deleitará con una cocina local auténtica.

El biofílico Maroma Spa by Guerlain se afirma como un retiro de bienestar holístico con tratamientos naturales y experiencias inmersivas para los huéspedes, e incluye una botica y el Meliponario, hogar de la abeja melipona.

Maroma hace honor a su legado protector de la comunidad y el medioambiente con innovadoras iniciativas de sostenibilidad tanto en la propiedad como en la zona que la rodea. El hotel simboliza el alma más pura de Yucatán y entra en una nueva y fascinante era en el corazón de la Riviera Maya.

UN EXQUISITO HOMENAJE A LA ARTESANÍA Y EL DISEÑO MEXICANOS

 

El famoso estudio de diseño internacional Tara Bernerd & Partners rinde homenaje al legado mexicano mientras sublima la arquitectura original del Maroma, cuyas construcciones blancas de estuco se alinean con la geometría sagrada maya. Tara Bernerd y su equipo escogieron cuidadosamente a diferentes artesanos locales para colaborar con ellos y mostrar las maravillas del arte y el diseño mexicanos a través de cada pieza de mobiliario y decoración, diseñadas en exclusiva por Bernerd para el hotel.

El 80 % de los muebles y los objetos se han creado a mano en México para poner de relieve lo mejor del país: el ceramista José Noé Suro, en colaboración con Tara Bernerd y su equipo, creó más de 700,000 baldosas de barro de Jalisco pintadas a mano para las habitaciones; las alfombras de henequén, un tejido que procede de especies específicas del agave, adornan los espacios; y Eduardo Rincón diseñó cajitas para exponer diferentes plantas autóctonas.

El nuevo Maroma invita a disfrutar de una experiencia reconfortante pero muy chic en un entorno similar al de una hacienda. El diseño sencillo anima a los huéspedes a relajarse en los espacios comunes y a descubrir rincones íntimos y ocultos con detalles exquisitos, como los textiles tejidos a mano de Oaxaca, las baldosas tradicionales de Saltillo de Guadalajara, las puertas típicas de Yucatán con sólidos marcos de madera, y los candelabros de conchas diseñados por Tara Bernerd & Partners, inspirados en las joyas de jade mayas.

Las líneas curvas, las formas orgánicas y las espectaculares vistas al mar Caribe crean una profunda conexión con la naturaleza. Las tres piscinas de la propiedad también se han reformado por completo con azulejos Sukabumi hechos a mano con piedra volcánica en los mismos tonos turquesa de los cenotes naturales de la región.

Las 72 habitaciones, suites y villas se sitúan a lo largo de la playa privada del Maroma, y muchas de ellas cuentan con espectaculares vistas al mar. Las 10 nuevas suites con una o dos habitaciones ofrecen acceso directo a la playa y vistas al mar, y algunas cuentan con piscina y jardín privados. Los huéspedes que busquen más privacidad pueden optar por las villas de dos habitaciones con piscina en primera línea de playa, o por la Villa Maroma de 366 m2 con cuatro habitaciones, cocina completa, bar, amplia terraza exterior, zona de asientos y piscina privada.

Maroma ha colaborado con la marca con conciencia social Collectiva Concepción para crear uniformes inspirados en las mantas tradicionales para el personal y caftanes para los huéspedes, todos ellos bordados a mano por artesanas de Chiapas. La marca de fragancias Xinú de Ciudad de México creó un aroma y artículos de baño personalizados inspirados en el árbol de amate, el olor de la arcilla, el místico incienso y el limón.

UNA APUESTA POR LOS SABORES REGIONALES

Belmond se ha asociado con el chef Curtis Stone, galardonado con una estrella Michelin, para crear Woodend by Curtis Stone, el que será el restaurante emblemático del hotel, que homenajea la conexión entre el mar y la jungla y propone platos de temporada preparados con productos locales con la icónica técnica a la leña de Curtis.

La carta rinde tributo a la península de Yucatán, su historia y sus tradiciones e incluye delicias como las gambas a la parrilla con mango verde, manzana, daikon y almendras tostadas; ostras con mignonette de piña y citronela; y lubina estriada con fondue de tomate, vinagre de habanero y granos de pimienta rosa. El menú también incluye numerosas opciones vegetarianas, como corazón de col con salsa macha con pepitas y camembert; o arroz maya con setas maitake, espinacas chaya y granos de trigo.

El chef ejecutivo mexicano Daniel Camacho sigue rindiendo homenaje a la rica diversidad culinaria de su país en Casa Mayor. La sostenibilidad es el eje central de este proyecto, en el que el 90 % de los ingredientes proceden de México y casi la mitad, de la península de Yucatán. El chef forma parte de #PescaConFuturo, que fomenta la pesca y la acuicultura sostenibles, y reinventa la cocina tradicional mexicana con marisco fresco de Amigos de Sian Ka’an. Los huéspedes podrán degustar platos creativos y coloridos, como torres de marisco, corundas de Michoacán, birria al estilo de Jalisco, pastel de chocolate con mole oaxaqueño y mezcal de la casa. Los cócteles caseros se preparan con ingredientes locales, como chile xkatik, habanero y naranja amarga.

El bar Bambuco es una propuesta más casual, ideal para refrescarse con bebidas de temporada a base de hierbas aromáticas del jardín y una amplia colección de mezcal. Cada cóctel cuenta la historia de un estado mexicano, como el Solteco, con sandía, cítricos, pimienta y mezcal tobala de Oaxaca, o el Gallina Borracha, con mezcal salmiana de Guanajuato y Zacatecas. El local adopta un enfoque “cero desechos” y se compromete a reciclar y compostar el 100% de sus productos e ingredientes.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *