Dante Beverly Hills es el nuevo destino culinario ubicado en la azotea de The Maybourne Beverly Hills. Creado por los mismos talentos detrás de uno de los mejores bares del mundo en Nueva York, ofrece una experiencia excepcional que combina música en vivo, cócteles exclusivos y una selección de platos inspirados en la cocina italiana y mediterránea.

El restaurante se enorgullece de sus vistas panorámicas que abarcan tanto la extensa ciudad como las icónicas colinas de Hollywood, creando así un ambiente envolvente y memorable para sus comensales.

Cabe destacar que Beverly Hills posee una amplia oferta gastronómica en donde se podrá disfrutar de diversos aperitivos en la ciudad bajo el sol californiano durante todo el año.

 En esta zona abundan los restaurantes llamativos, desde la Gucci Osteria de Massimo Bottura, hasta el nuevo y enorme Funke, pasando por el Tatel de Rafael Nadal y Cristiano Ronaldo pero la nueva estrella del barrio más exclusivo de Los Ángeles es el restaurante neoyorquino Dante, situado en el recientemente renovado hotel Maybourne Beverly Hills.

Conocido en todo el mundo y clasificado sistemáticamente entre los 50 mejores bares del mundo (actualmente en el puesto 36), Dante abrió sus puertas en 1915 en Greenwich Village como lugar de encuentro para escritores, artistas, músicos y sus amigos de copas.

Hoy, el bar y sus sucursales (hay un segundo local en Nueva York) son propiedad del matrimonio Linden Pride y Nathalie Hudson, y atienden por igual a los entendidos en cócteles y a los amantes de la comida italiana.

«La gente conoce Dante por los cócteles y las bebidas. Pero esto es un restaurante», dice Pride. «Realmente estamos a horcajadas entre ese momento culinario-cóctel-aperitivo que encaja en toda la experiencia. Si vas a un bar de Negronis y te limitas a beber Negronis, no es así como están diseñados para ser disfrutados. En Italia, cuando vas a un aperitivo te dan frutos secos, aceitunas verdes y todo tipo de aperitivos. Eso encaja en todo nuestro modelo», añade.

No esperes vibras neoyorquinas

No hay nada de la old school, oscuro o melancólico en esta versión de Dante. Más allá del interior luminoso y aireado, la comida y los cócteles están pensados para el público de Los Ángeles y, más concretamente, para la clientela de Beverly Hills. «No somos, en absoluto, un concepto estereotipado». También hay música de piano en directo a cargo del cantante y músico Louis B. Middleton, de lunes a viernes y, lo que es más importante: un menú de martinis a USD 10, de 3 a 5 de la tarde los siete días de la semana.

Ven por la coctelería de categoría mundial…

Pride es considerado uno de los mejores camareros del mundo, y las bebidas están a la altura de los elogios. La carta de martinis tiene siete variaciones diferentes, como el Upside Down Dirty Gibson con cebolla encurtida, y un Tequila Martini con vermut dulce Lo-Fi y crema de cacao. «No estaba seguro de que fuera a despegar, pero la carta de martinis ha sido increíblemente popular«, comenta.

El cóctel más exclusivo es el Negroni cart, que es más o menos lo que parece: un puesto de cócteles rodante para servir Negronis en la mesa, con una amplia gama de ingredientes para personalizar el suyo a su gusto.

…y quédate por la comida

El menú de Dante es el mismo para el almuerzo y la cena. La comida es de inspiración italiana y se basa en los productos de temporada de California. Entre las entradas destacan el steak tartar, el fritto misto y la ensalada de judías cannellini. Hay pastas de todas las formas y tamaños, como los gemelli al pesto, los pansotti de guisantes y los tagliatelle al ragú. Aquí también se  incluyen bistecs madurados en seco, pargo en papillote y salmón real.

Pero con lo que realmente brilla el restaurante es con las pizzas al horno de leña. «Se venden muy, muy bien, y los chicos han hecho un trabajo impresionante para conseguir la masa y la consistencia adecuadas», refiere Pride. Sus ingredientes incluyen mortadela y stracciatella, soppressata picante, flores de calabaza y mucho más.

¿Cómo llegar a Dante Beverly Hills?

La mayor queja en torno a la escena gastronómica de Los Ángeles es la accesibilidad. Las reservas para Dante Beverly Hills están disponibles con 30 días de antelación, pero Pride afirma que se han llenado en uno o dos días. Sin embargo, señala que el 25% de los asientos siempre están reservados para personas sin cita previa, «pase lo que pase».

Una vez dentro, se puede esperar un público adinerado compuesto por viajeros internacionales, habitantes de Beverly Hills y alguno que otro famoso. El nombre de Dante tiene mucho peso en el mundo de la coctelería, así que los entendidos acudirán en masa a este local. La diversión empieza a las 3 de la tarde con la música en directo y los descuentos que atraen a los clientes diurnos, mientras que más tarde, los gourmets se acercan a la terraza para tomar martinis sucios y disfrutar de las puestas de sol de Hollywood.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *