Con playas bañadas por el sol, un clima tropical y una media de 345 días de sol al año, no hay mejor lugar para desconectarse en Semana Santa y el resto de las vacaciones de primavera que en Conrad Punta de Mita, el resort de lujo ubicado a 16 kilómetros al norte de Puerto Vallarta que mezcla en su arquitectura, atractivos y experiencias para sus huéspedes, el encuentro perfecto entre la jungla, el mar, así como la gran riqueza cultural y gastronómica de esta región del país.

Esta propiedad, además de contar con siete distintivos restaurantes y bares, también posee tres piscinas (incluida una familiar), club infantil, sala de juegos, además de numerosas actividades para los más pequeños. Por si esto fuera poco, los visitantes cuentan con tres kilómetros de playa (casi privada) para practicar diversas  actividades acuáticas, e incluso (si se tiene suerte) lograr un avistamiento de ballenas.

“La temporada que comienza es ideal para visitar nuestro resort. De hecho, para las próximas semanas hemos preparado una serie de experiencias dirigidas a huéspedes de todas las edades para que conozcan y aprovechen todo lo que un destino de lujo, como este, tiene para ofrecerles”, comenta Yvonne Biegel, directora de Marketing de Conrad Punta de Mita.

Así, durante este mes (del 10 al 25 de marzo) el hotel contará, durante todo el día y para todos sus huéspedes, con tours en bicicleta y paseos por la playa; también, en horarios específicos el personal gastronómico brindará clases de cocina mexicana, mixología y de experiencia de café con arte latte; y al caer el sol, al igual que noches de película, para los más bohemios se organizarán divertidas sesiones de karaoke. Incluso, existe la posibilidad de conocer más de cerca el ambiente de esta región visitando el cercano Sayulita y su particular folclor.

Pero el encanto de Conrad Punta de Mita también se percibe en su interior. La belleza intacta de este destino lo hacen un paraíso idílico y envolvente; un santuario natural para el descanso y el aislamiento. Rodeadas por el canto de los pájaros, el sonido de las olas y el vaivén de los árboles, sus habitaciones y suites ofrecen un tapiz entretejido de diseño moderno y cultura local, decoradas con arte de inspiración huichol, terrazas privadas y vistas únicas al océano Pacífico.

Es así que este hotel, situado en el corazón de la Riviera Nayarit, es un refugio de la vibrante cultura y herencia de la región, que ofrece una aventura inefable con una naturaleza exuberante y envolvente en un lugar verdaderamente privado, apartado e impresionante. Un lugar único y apto para pasar, en un ambiente sofisticado y con un alto estándar de servicio, las próximas vacaciones de primavera y Semana Santa.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *