Por Adriana Lerner:

El fin de semana pasado, el Hotel Fairmont Copacabana en Río de Janeiro fue el recinto perfecto para cautivar a sus 550 huéspedes de una experiencia que incluyó la celebración de los 30 años de carrera del renombrado Andrea Bocelli.

El recital íntimo del tenor contó con la participación de Matteo Bocelli, hijo del tenor, de 25 años, quien se presentó por primera vez en Brasil y encantó a la audiencia.

El joven tenor regresará a Río para una presentación en solitario en octubre. La violinista americana Caroline Campbell y el maestro y pianista Carlo Bernini también acompañaron a Andrea Bocelli en su exclusiva presentación.

Durante el fin de semana, el evento no solo fue musical sino que los huéspedes experimentaron un menú que fue más allá de lo que tradicionalmente se ofrece en el hotel.

El festival gastronómico fue firmado por el chef ejecutivo Jérôme Dardillac y su equipo, además de los mejores rótulos de bebidas y otras activaciones personalizadas.

El 19, además de vivir la experiencia musical en el área de la piscina con Bocelli bajo la luna creciente y el hermoso mar de Copacabana, fue posible participar en un cóctel exclusivo antes de la presentación.

Bocelli ya pasó por Belo Horizonte el pasado viernes 17, y el público aún tendrá la oportunidad de verlo en Brasilia el próximo martes 21 y en São Paulo, los días 25 y 26 de mayo, en el Allianz Parque.

Parte de lo recaudado con la experiencia en Río de Janeiro será donada a Rio Grande do Sul, en una colaboración con RioSolidario.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *