En el escenario de San Miguel de Allende, Casa de Sierra Nevada, A Belmond Hotel, se prepara para una celebración verdaderamente inolvidable del Día de Muertos. Este evento especial, en colaboración con la destacada artista mexicana Betsabeé Romero, transforma el hotel en un santuario efervescente de color y cultura.

La rica tradición del Día de Muertos, llena de creencias indígenas y costumbres católicas, cobra vida a través de altares meticulosamente adornados con caléndulas, velas y objetos preciosos que honran a los seres queridos fallecidos.

Este año, los huéspedes de Casa de Sierra Nevada tienen el privilegio de ser participantes activos en esta festividad ancestral gracias a un kit especial diseñado por Betsabeé Romero.

Esta experiencia personalizada no solo permite a los visitantes admirar la belleza visual de los altares, sino también involucrarse profundamente en la construcción de estos tributos, fusionando así historia, arte y emociones en una expresión auténtica de la celebración del Día de Muertos.

Más allá de las festividades visuales, los huéspedes son invitados a un viaje culinario único en Andanza, el aclamado restaurante del hotel. El menú, cuidadosamente elaborado, se inspira en los elementos terrenales fundamentales de los altares del Día de Muertos: agua, flores, tierra, sal, aire y fuego.

Esta experiencia culinaria excepcional se enriquece aún más con la presencia de Betsabeé Romero, quien, como invitada de honor, se une a los comensales en una conversación educativa que explora tanto el significado histórico como el contemporáneo de esta tradición cultural profundamente arraigada.

En este ambiente tan especial, Casa de Sierra Nevada se transforma en un espacio donde las almas perdidas son recordadas y celebradas, y donde las fronteras entre el mundo de los vivos y el de los muertos se desdibujan en un mosaico vibrante de color y espiritualidad.

La oportunidad de aprender directamente de una artista tan influyente como Betsabeé Romero agrega una dimensión educativa y reflexiva a esta experiencia, permitiendo a los visitantes profundizar en el simbolismo y la historia detrás del Día de Muertos.

Esta celebración trasciende el papel de un simple espectador y ofrece a los participantes la oportunidad de sumergirse en una tradición que ha capturado la imaginación del mundo y se ha convertido en un símbolo poderoso de la conexión eterna entre los vivos y los muertos.

La Casa de Sierra Nevada, A Belmond Hotel, se convierte así en un faro cultural en el corazón de San Miguel de Allende, ofreciendo a los visitantes una experiencia que va más allá de la típica observación turística y les permite sumergirse en las profundidades del alma mexicana.

Este evento encarna la filosofía de Belmond de ofrecer experiencias únicas y auténticas que van más allá de las expectativas, proporcionando a los huéspedes una oportunidad invaluable para conectarse con la rica herencia cultural de México de una manera íntima y personal.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *