En los últimos años, la tecnología ha permitido el desarrollo de materiales innovadores, desde madera transparente hasta cristales que generan más energía que las placas solares.

Recientemente, un joven ucraniano ha creado una tecnología que aborda la deforestación y las emisiones de carbono convirtiendo hojas caídas en papel sostenible.

Valentyn Frechka, de 23 años, ha desarrollado un método para reciclar la hojarasca y transformarla en papel ecológico, siendo finalista del Premio Jóvenes Inventores 2024 de la Oficina Europea de Patentes (OEP).

  

Frechka comenzó su proyecto a los 16 años, inspirado por su deseo de proteger la naturaleza. Fundó la compañía Releaf Paper en 2020, que recolecta hojas de parques y áreas urbanas y las convierte en productos de papel biodegradables y reciclables.

Utiliza una tecnología avanzada que no emplea sulfatos, sulfitos ni cloro y de esta forma, proceso reduce los residuos y las emisiones de CO2, lo cual es una gran alternativa ecológica para el envasado.

Releaf Paper, cuenta con cinco patentes para su tecnología y ya vende su papel sostenible a grandes marcas como L’Oréal, Chanel y Samsung. La empresa asegura que su sistema puede producir una tonelada de celulosa a partir de 2,3 toneladas de hojas caídas, evitando la tala de 17 árboles.

La producción de papel se subcontrata desde Ucrania y se distribuye en muchos países europeos, con la misión de transformar la industria del embalaje.

Con oficinas en París y Kiev, Releaf Paper planea expandir su producción por toda Europa y explorar el uso de biorresiduos de frutas y residuos agrícolas en el futuro. Frechka aspira a transformar la industria del embalaje, destacando que su tecnología es renovable, amigable con los bosques, ahorra CO2 y utiliza menos agua que la producción de papel convencional.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *