El el marco del Día Mundial de la Tierra la organización Oceana, dedicada a la protección de los océanos, celebró la decisión del gobierno mexicano de crear el Parque Nacional Bajos del Norte, la primera Área Natural Protegida 100% marina en el Golfo de México que busca conservar los arrecifes y permitir el uso sostenible de los recursos marinos en la zona.

Miguel Rivas, Director de la Campaña de Hábitats para Oceana en México, dijo: “esta es una gran noticia para el futuro de los océanos y las personas que dependen de ellos. Con esta decisión, México se acerca a alcanzar su objetivo de proteger el 30% de su territorio marino para 2030 y garantizar una fuente de empleo y alimento para miles de familias”.

De acuerdo con el decreto presidencial publicado hoy en el Diario Oficial de la Federación, el Parque Nacional Bajos del Norte incluirá 1,304,114 hectáreas marinas protegidas, convirtiéndolo en el Área Natural Protegida más grande del Golfo de México. Ubicado a 140 kilómetros (87 millas) de la costa de Yucatán, el Parque Nacional Bajos del Norte contribuirá a la recuperación de especies comerciales como el mero rojo, el pulpo y la langosta espinosa.

Esta nueva Área Natural Protegida se conecta con el Parque Nacional Arrecife Alacranes. Juntas, estas áreas formarán un corredor de conservación y un refugio para especies amenazadas como tiburones y tortugas, y favorecerá la migración de cientos de animales marinos de esta área, contribuyendo así a la salud y abundancia del océano.

Esta área protegida es el resultado del esfuerzo conjunto de científicos nacionales, organizaciones de la sociedad civil, pescadores y el gobierno mexicano. La declaración del nuevo Parque Nacional es un testimonio del valor ecológico y social de esta región única y marca un hito significativo en la carrera para proteger los ecosistemas marinos.

En 2021 y 2022, Oceana y Blancpain lideraron expediciones científicas que demostraron la importancia de los arrecifes de Bajos del Norte para el enriquecimiento larvario, la variabilidad genética y la protección de especies críticas como las tortugas marinas, tiburones y corales. Las investigaciones derivadas de estas expediciones sirvieron como base para la creación de esta área protegida.

Renata Terrazas, Vicepresidenta de Oceana en México, añadió: «Tener Áreas Naturales Protegidas nos pone en el camino correcto para lograr océanos saludables y abundantes, que son críticos en la lucha contra el calentamiento global.

Bajos del Norte es una gran victoria para los océanos y una señal de que el trabajo
coordinado entre la sociedad civil y las autoridades es posible.»

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *