Los números no mienten: mediants: la prestigiosa destilería Labrot & Graham, headquarters de Woodford Reserve, no se aboca a la sustentabilidad por corrección política, para obtener certificaciones o estar en sintonía con efímeras pautas en boga. No, lo hace por apego a sus raíces, por compromiso, porque es uno de los valores que identifican su carácter y acrecientan su identidad.

Por eso, cuando se está degustando una copa de Woodford Reserve –el único con más de 200 sabores identificables, creado con matices de profundidad y complejidad perfectamente balanceados– hay un elemento que lo vuelve aún más exquisito: su pasión por la sustentabilidad, la cual se ve reflejada en una producción que atiende aspectos que van desde la producción artesanal hasta el trabajo con las instituciones clave.

Por ello, este “espectáculo para los sentidos”, como suele llamársele a este fino bourbon, ha asumido el compromiso de liderar el ámbito de la sustentabilidad. Prueba de ello es su colaboración con The Nature Conservancy of Kentucky mediante un proyecto de restauración, a largo plazo, en los arroyos de la destilería, el cual proyecta reforestar áreas con vegetación nativa, como el centeno salvaje de Virginia y flores silvestres, para preservar el ecosistema local.

El proyecto también contempla la plantación de árboles y arbustos nativos, incluido el roble blanco utilizado para fabricar las barricas de bourbon. Las plantas oriundas actúan como un filtro natural de las aguas pluviales, evitando que los contaminantes ingresen al arroyo; se trata, por consiguiente, de un importante servicio ecosistémico para mejorar la calidad del agua.

La empresa ha destinado más de diez acres (4.0469 hectáreas) de su propiedad a la restauración de pastos nativos, lo cual es benéfico para el medioambiente, al proporcionar un hábitat crucial para diversas especies silvestres y aves, así como nutrientes para las abejas y mariposas. Por acciones como esta, todos los integrantes de la compañía están orgullosos de que en 2018 el Departamento de Protección Ambiental de Kentucky haya reconocido a Woodford Reserve como socio en su Programa de Excelencia en Liderazgo Ambiental de Kentucky.

Pero su determinación por la calidad extrema va más allá: Woodford Reserve también se esfuerza por mantener altos estándares en todas sus operaciones, desde la gestión de residuos hasta la eficiencia energética. De hecho, recicla alrededor del 98% de sus residuos, colaborando con el condado local en la recolección y el reciclaje de desechos electrónicos, así como en la elaboración de composta de restos de comida. Además, ha implementado medidas de eficiencia energética, como la sustitución de luminarias por luces LED.

Sigamos impulsando la misión de sustentabilidad de Woodford Reserve, una firma que ha hecho de la excelencia y el amor por el medio ambiente un binomio indivisible. Por algo es una firma internacionalmente reconocida por su liderazgo ambiental y su invaluable contribución al mejoramiento de su estado natal.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *