Siete formas de reducir tu huella de carbono al viajar

En el marco del Día Mundial de la Tierra (22 de abril) es momento de ser consientes como viajeros y ayudar a mitigar el impacto ambiental que producimos al acudir a un nuevo destino. Ya sea por vía terrestre o aérea producimos emisiones de CO2, sin embargo con acciones sencillas durante nuestra estancia podemos reducir el impacto.

Por esa razón, te compartimos siete recomendaciones con las que puedes comenzar a hacer ligeros cambios que ayudarán a cuidar el medio ambiente.

  1. Viaja a destinos carbono neutral: considerado como una de las siete maravillas del mundo Machupicchu ubicado en Perú, también es reconocido como un destino carbono neutral, se ha hecho acreedor a este distintivo por la creación de una planta para el tratamiento de residuos orgánicos, y otra para transformar aceite desechado de los hogares y restaurantes para convertirlo en biodiesel y glicerina, asimismo por la reforestación de un millón de árboles de su santuario. Por su parte, Rio de Janeiro, en Brasil e Inhambane en Mozambique, son otras ciudades que se han comprometido a reducir su huella de carbono.
  1. Toma vuelos directos: si ya tienes listo tu próximo destino, considera no hacer más escalas de las necesarias. Toma en cuenta que el despegue y aterrizaje del avión produce una mayor cantidad de emisiones. Si es inevitable parar en diferentes lugares para llegar a tu destino final, considera que hay aerolíneas que te ofrecen la posibilidad de compensar tu huella de carbono a través de una contribución voluntaria destinada a proyectos con impacto social y ambiental.
  1. Transporte verde: en algunos destinos, es más común encontrar la posibilidad de trasladarte de un lugar a otro en transporte ecológico, mismo que no requiere la utilización de algún tipo de combustible sobre todo si se trata de distancias cortas. E incluso si la distancia lo permite puedes aprovechar de una caminata, con la cual no sólo reducirás tu huella de carbono sino que también conocerás a detalle el destino que visitas. Para distancias largas opta por autos híbridos o eléctricos; asimismo verifica que el vehículo en el que te transportes esté en buen estado.

  1. Empaca ligero: se práctico y lleva lo esencial, descubrirás que no sólo es por una cuestión de comodidad, también se trata de una medida para reducir el impacto ambiental, pues a mayor carga dentro de tu transporte ya sea aéreo o terrestre, se necesitará de más combustible para emprender el viaje.
  1. Elige hoteles sustentables: antes de tu viaje investiga cuáles son las mejores opciones para hospedarte, puedes encontrar un catálogo amplio en hotelesenlinea, en donde puedes utilizar tus Puntos Premier y reservar tu próxima estancia en el destino de tu elección. Encontrarás opciones para todos los gustos, desde un lugar cercano a la playa, hasta espacios para gampling, que promueven acciones amigables con el medio ambiente, desde comercio local, reducción de sus propios desechos, apoyo a otros proyectos sociales y ambientales, entre otros.
  1. Disfruta la cocina local: la producción mundial de alimentos es la responsable de una cuarta parte de las emisiones de efecto invernadero. Puedes reducir su impacto al preferir productos y alimentos locales que no requieren de transporte para llegar a tu mesa. Además de que disfrutarás y conocerás la variedad de platillos que te ofrece el lugar.
  1. Compensa tu huella de carbono: es inevitable producir emisiones de CO2, sin embargo podemos hacer mucho para aminorarlas con pequeñas acciones; e incluso apoyar por medio de la compensación de bonos. Al invertir promueves que ciertas organizaciones puedan tomar  acción inmediata sobre las emisiones de gases de efecto invernadero.

¡Cuidemos de la tierra que habitamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.