En el corazón de la selva maya, emerge la AZULIK City of Arts en Uh May, México. Este espacio ahora alberga la sede central de Roth Architecture y The Temple, un epicentro de innovación y tecnología.

Fundado en 2017, el estudio se dedica a la creación de espacios arquitectónicos e interiores que fusionan ancestralidad, naturaleza y arte.

El FabLab, un espacio creativo dentro de AZULIK, fusiona las antiguas artesanías con diseños contemporáneos y tecnologías vanguardistas.

Equipado con impresoras 3D, cortadoras láser y otras herramientas de fabricación digital, este espacio es el epicentro de la experimentación. Esta iniciativa no solo impacta localmente, sino que también se conecta globalmente, uniendo a mentes creativas de todo el mundo.

El complejo de Roth Architecture y The Temple se integra en el entorno de la jungla con formas orgánicas y ventanales que dejan ver patrones computacionales increíbles. Este diseño dinámico es el reflejo del enfoque innovador del equipo hacia la materialidad y las técnicas de construcción.

Cada espacio interior, desde oficinas de planta abierta hasta laboratorios de experimentos, combinan lo primitivo y lo tecnológico, creando un ambiente único.

Dentro de estas paredes blancas y formas orgánicas, la magia sucede: las ideas se convierten en realidad. El contraste entre lo ancestral y lo futurista crean un flujo creativo. «A través del FabLab y el uso de tecnología, podemos crear nuestras propias herramientas e incorporar nuevos materiales, electrónicos, programación y fabricación digital en el desarrollo de prototipos físicos y digitales.», concluyó el estudio.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *