Uno de los productos que más contaminan, aunque sean reciclables son las botellas de PET, sin embargo, especialistas en ambiente recomiendan evitar el consumo de agua embotellada persuadiéndonos a utilizar un recipiente que podamos lavar.

Ooho2Una opción que está revolucionando la manera de beber agua sin contaminar es la que ofrece Ooho!, una técnica de envasado sostenible, que consiste en la “esferificación” del agua en una membrana de gel, diseñada por Skipping Rocks Lab, una empresa exitosa de packaging ecológico en Londres.

Dicha membrana es 100% comestible, solo debes introducirla en tu boca y tronarla para refrescarte con un sorbo de agua, o de alguna otra bebida, ya que es posible almacenar casi cualquier líquido.

Esta propuesta ya está patentada y es lo mejor que le ha podido suceder al océano, ya que con ella 1 billón de botellas de plástico al año no llegarían a él.

OOHO4