Texto de Emilio Farfan

El Valle de Guadalupe se viste de fiesta este mes con la llegada de la temporada de vendimias y las celebraciones que se llevan a cabo por este motivo en las más importantes bodegas vinícolas de la región.

Es así como vimos a las familias Backhoff, Hagsater, Hojel y Castro, echar la casa por la ventana este año en especial, ya que conmemoran la tercera década creando los vinos Monte Xanic, orgullosamente mexicanos.

Gato de codorniz

La cena de gala en la cava

Aspecto almuerzo en Puerto Nuevo

Bruce James, Gaby Maldonado, Manuel Rivera, Enrique Maldonado y Jorge Alarcon

Espectaculo

Ya es una tradición el monumental sarao que impuso moda y ejemplo en dicha comarca, sobre cómo festejar en grande el momento en que la uva llega a su máximo punto de madurez para ser cortada y seleccionada antes de transformarse en caldos de la vid.

La bodega Monte Xanic organizó la visita de numerosos amigos por estas tierras para compartir el júbilo que les embarga con una ruta de actividades muy ligadas a la gastronomía local. Haciendo escala en Puerto Nuevo para saborear sus famosas langostas a la mantequilla, acompañadas de los frijoles típicos y las gigantescas tortillas sobaqueras maridadas con los vinos Chardonnay 2016 y el rosado de la línea Monte Xanic.

Una noche de identidad nacional impuso el ambiente de fiesta con un espectáculo en homenaje a la música mexicana, presentado en una colina adyacente con una magnífica vista de los viñedos. Una vez más, los vinos de la casa rociaron los paladares con estrellas de alta gama, desde Gran Ricardo hasta el Sauvignon Blanc, pasando por el Cabernet Blend, Petit Verdot y su más nueva creación, Calixa Blend.

La cena de gala en la cava

Eugenia de la Vega y Micaela de Berrnardi

Hans y Karla Backhoff

El menú musical estuvo a cargo de un popurrí de intérpretes como Javier Blake, Daniel y Denise Gutiérrez, Francisco Familiar, Dr. Shenka, Magos Herrera, Susana Harp, y para cerrar con gran ritmo el grupo ‘Jenny and the Mexicats’.

Los recorridos de los viñedos abrieron paso a un brunch campirano junto al lago artificial al pie de la bodega, con las delicias del mar de La Guerrerense y los imprescindibles tacos de pescado rebozado de El Chopipo. Esto, tan sólo para abrir boca, ya que más tarde la cava esculpida sobre la roca debajo de la bodega, fue marco de una cena de gala para celebrar el aniversario número 30 de Monte Xanic.

Los encargados del menú especial fueron Benito Molina y Solange Muris, amos y señores del célebre restaurante Manzanilla en Ensenada, así como Diego Hernández Baquedano y el chef de la bodega David Salgado.

Todo empezó con una Sorpresa Manzanilla de almeja chocolata armonizada con el Sauvignon Blanc; luego la ensalada de rábano y salmorejo acompañada del Chardonnay. El gato de codorniz maridado con un Nebbiolo de edición limitada y mole blanco con edición limitada de Petit Verdot y el cordero sous vide con Gran Ricardo.

La Enoteca Langostas de Puerto Nuevo

Mole blanco y abulon

Protagonistas

Santiago Migoya Uva lista para la pisa

Viñedos Monte Xanic

El postre presentado por Nespresso, fue un Dacquoise de ruibarbo que se acompañó del Chenin Blanc.  Así culminó una magna celebración donde sabores, colores y aromas, rindieron merecido homenaje a la vid y a sus más fervientes admiradores.