Texto de Santiago Alcocer

Este verano tuve la oportunidad de hacer un viaje a ciertos lugares de Europa y lo disfruté muchísimo, una de las ciudades destino fue Londres. No es la primera vez que visito el lugar y siempre es increíble regresar y encontrarte con amigos y disfrutar de nuevas experiencias, definitivamente, es uno de mis destinos favoritos.

unnamed-3

unnamed-1

Una noche fui a cenar al Dinner, un restaurante que se encuentra dentro del Hotel Mandarin Oriental, frente del famoso Hyde Park. Al ser un hotel reconocido mundialmente por su lujoso concepto, nos esperábamos un restaurante muy fancy, pero no nos defraudó. La entrada al restaurante es súper lujosa, y tiene un bar acomodado como área de espera que es muy amplio y elegante, al que mucha gente acude solamente a tomar unas copas.

El área de comedor es igual de deslumbrante, con mesas de todos los tamaños, costosas vajillas y mobiliario detallado en cada rincón, que conforma un salón con capacidad para 120 comensales, con una barra en el centro moldeada con caoba y detalles decorativos sofisticados en su cava, en la que te aseguro encontrarás el perfecto vino para acompañar tu comida.

En este restaurante puedes sentir el peso de la historia británica, pues tal y como fue la intención de Heston Blumenthal, chef ejecutivo, al concebir todo el concepto. La tradición gastronómica local se puede apreciar en cada uno de los platillos del menú, diseñado para ilustrar su visión y toque único en la cocina.

Vale la pena contarles que para crear el menú, Heston se dedicó a estudiar libros de cocina del siglo XIV de los chefs del Rey Ricardo II, y colaboró con gastrónomos historiadores, de esa forma fue como nació el concepto de Dinner by Heston Blumenthal, poseedor de múltiples reconocimientos mundiales así como dos estrellas Michelin.

Tal y como nos habían recomendado, el grupo de amigos que me acompañaba y yo nos dedicamos a pedir los platos más condecorados e insignia del restaurante, y me encantaría compartir con ustedes tanto mi experiencia, como mis opiniones.

Como primer tiempo pedimos el Rice and Flesh, un arroz con cola de ternera, que aunque les pueda parecer muy sencillo, venía bañado en una salsa de azafrán y vino tinto que le daban un toque espectacular. También como entrada, ordenamos el Meat Fruit (Fruta de Carne), que como su nombre lo indica, literal viene en la cascara de una mandarina súper delgada, relleno de un paté de pollo, casi como foie gras que en realidad se derrite en tu boca y tiene un sabor único.

unnamed-7

unnamed-6

unnamed-9

unnamed-8

unnamed-4

Después, como plato principal pedimos la Roasted Prout (trucha asada) que en mi opinión se llevó el premio de la noche por el increíble sabor de la salsa verde y su perfecta cocción; cabe mencionar, que éste es sólo un plato de temporada.

Otros platillos que probé y les recomiendo muchísimo son el Tipsy Bread (pan borrachito), un pan muy jugoso y esponjado bañado en una salsa blanda y la Rosted Iberico Pork Chop (chuleta de puerco ibérico rostizada), que viene en una salsa cremosa a base de almendra y cebolla que le da un toque muy particular.

Al final nos deleitamos el paladar con un helado congelado con nitrógeno y toppings muy particulares del lugar. La experiencia es abrumadora; sin embargo, tengo que confesarles que el precio también lo es. Cuando llegó la cuenta nos percatamos de que estábamos en un lugar de primera calidad y que había que pagar un alto precio por ello.

Creo que a todos los que fuimos nos dolió la cartera un poco, pero al final valió la pena. Les recomiendo muchísimo el lugar, pero vayan preparados para gastar un poco más de una cena normal, pero no se asusten, siempre se justifica consentirse de vez en cuando.

Dinner by Heston Blumenthal

Mandarin Oriental Hotel, Hyde Park, London.

66 Knightsbridge, London SW1X 7LA, UK.

unnamed-5

Follow me

Instagram @s.alcocer

Facebook @s.alcocer.d