Texto de Santiago Alcocer

Hace poco fui a Italia por primera vez, me regalé un tour por varios lugares de Europa, pero les quiero platicar en especial de la jornada Itálica (Roma, Toscana, Siena, Pisa, Florencia entre otros).

El primer lugar que visité fue Venecia, y como las buenas historias cuentan, es una isla apantallante, desde que llegas al aeropuerto, en lugar de tomar un taxi normal, abordas un ferri desde el aeropuerto Marco Polo hacia tu destino, es una experiencia única en el mundo.

Catedral de San Marcos Disfrutando Venecia

Nos hospedamos en un hotel prácticamente en una de las esquinas de la Plaza de San Marcos, así que la ubicación no podía ser mejor, y en mi opinión personal, éstos son los tips de lugares y pasajes que deberías tomar en cuenta para disfrutar la isla como se debe:

Primero que nada, por más que sean tourist traps (trampas para turistas), tienes que quedarte a pasar el atardecer en alguno de los restaurantes-bar que se encuentran alrededor de la Plaza de San Marcos, enfrente de la torre designada como el Campanario de San MarcosSí, yo sé que suena a cliché y que los precios que pagas por una cerveza ahí a veces son hasta tres veces más de lo que pagarías en otro lado.

Al momento de ponerse el sol, subiendo por el campanario y ver la Catedral de San Marcos iluminada de un color dorado, infestado de palomas que no tienen miedo de acercarse a comer a tu mano, tomando una cerveza y comiendo un rico carpaccio de res, o escuchando a los violinistas y pianistas tocando canciones de Frank Sinatra, es un momento para llevar en la memoria por siempre ¿Apoco no se los vendí tanto que ya se les antojó?

Carpaccio

Aperol Spritz en Venecia En la plaza de San Marcos

Durante el día, les recomiendo que vayan a caminar por las callecitas de la isla, en dirección al Gran Canal y crucen por el puente Rialto, que es el más representativo y conecta las islas. Del otro lado del puente Rialto pueden hacer una larga caminata por una calle paralela al Gran Canal, pero no en las orillas de éste.

Es una calle que recorre casi toda la isla hacia abajo y te encuentras millones de bares de tapas y lugares súper cool, donde puedes hacer bar hopping y sentarte a tomar una cerveza o un Aperol Spritz , la bebida típica del lugar e ir comiendo entraditas y pasarla de lujo. De esta forma puedes conocer a la gente local e ir recorriendo la isla, perdiéndote entre sus calles, que en mi personal opinión es la mejor forma de disfrutar Venecia.

Por la noche hay muchos lugares y bares, algunos con rooftops como el Skyline Rooftop Bar, el Settimo Cielo o Terraza Danielli, en donde puedes deleitarte con una pasta exquisita y la mejor ensalada caprese que has probado en tu vida. Algunas opciones para comer que les puedo recomendar, cuyas pastas son realmente espectaculares son: Il Rodotto, Al Giadirneto da Severino o el Bigoi.

La última noche fuimos a cenar al famoso Harrys Bar, que fue donde nació el ya conocidísimo Cipriani. Lo cierto, es que fue un rollo conseguir una reservación para cenar ahí, y como siempre estaba súper atestado de gente.

El lugar está revestido con la decoración significativa de cualquier Cipriani y las mesas, que en mi opinión son un problema, ya que son chiquititas y muy incómodas, pero aún así la experiencia es muy particular.

Finalmente, obtuvimos una mesa en el segundo piso con buena ubicación, pero me hubiera gustado que tuviera un poco más de apertura, pues es un lugar cerrado sin terraza, como si fuera un salón de una cena formal; eso sí, totalmente decorado como un barco o crucero muy al estilo de los Cipriani.

Ordenamos el típico carpaccio de res de entrada, que sin querer hablar de más venía con mayonesa estilo salsa berreas que siempre es garantía de sabor y calidad; después pedimos el Chicken Curry with Rice Pilaf (Pollo a la Parrilla y Curry con Arroz), que venía en una salsa de curry espectacular. Muy conocidos allí son también los bellinis de durazno, definitivamente fue una de las mejores cenas en Venecia, aunque el ambiente queda un poco a deber.

Harry's bar A Harry's bar B Harry's bar C Harry's bar D Harry's bar E Harry's bar FVenecia

En conclusión, si eres de los que te gusta la comida y la historia de restaurantes y gastronomía, este lugar es un must, pero si lo que estás buscando es sólo un buen ambiente y el presupuesto es un poco ajustado, puedes saltarte este restaurante en Venecia y podrás ahorrar un poquito del gasto del viaje.

En fin, creo que la mejor forma de disfrutar Venecia, es perderte por las calles sin miedo, nada te va a pasar; sentarte sin pensar en todos los bares o restaurantitos que les eches buen ojo y probar tapas, pastas, bellinis, cervezas y seguir caminado, pues es una ciudad que definitivamente enamora a cualquiera.

Siempre es más recomendable ir preparado con buenas sugerencias de restaurantes, en donde puedas saborear una deliciosa pasta con buen vino, sin poder escaparte al final de los relatos al puro estilo italiano.

Follow me:

Instagram

Facebook