El pasado 6 de febrero se realizó el lanzamiento de un cohete espacial, el más emocionante de los últimos tiempos. Se trata del Falcon Heavy, de la empresa SpaceX, que hasta el día de hoy es el más grande en salir del planeta. Su objetivo consiste en probar las cargas útiles al espacio. También dejar en él a su único pasajero: un automóvil.

5a3d8647b0bcd584188b6abf-750-563 GvfGzR3

Se trata de un Tesla Roadster descapotable color rojo cereza, que pertenece a Elon Musk, cofundador de Telsa Motors y SpaceX. El automóvil será transportado hasta la órbita de Marte, a más de cuatrocientos millones de kilómetros de la tierra, donde será impulsado para vagar por el espacio, acompañado de un maniquí llamado “Starman”, que ocupa el lugar del piloto.

El nombre del muñeco conductor, rinde homenaje a la canción de David BowieSpace Oddity” que llevará en reproducción el coche durante toda su travesía espacial. Además, en el maletero del Tesla Roadster van otros objetos terrícolas: la novela de ciencia ficción “The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy” de Douglas Adams y una leyenda que dice No tengas miedo.

Elon-red-Roadster

“Las pruebas de los nuevos cohetes suelen contener simuladores de masa y es extremadamente aburrido y las cosas aburridas son terribles, así que decidimos enviar algo inusual, algo que nos haga sentir emoción”, declaró, Musk para desearle buen viaje a Starman y a su deportivo.