Un buen whisky escocés, además de buscar la excelencia en su producción, salvaguarda la tradición e historia que data de varios de siglos atrás. The Dalmore tiene un origen real que data de 1263.

El ciervo con cornamenta de 12 cuernos, símbolo de la realiza escocesa.  En 1263, Colin Mackenzie, líder del clan, salvó al rey Alexander III de Escocia de la furia del ataque de un ciervo. En agradecimiento, el rey le concedió usar la cabeza de ciervo con cornamenta de 12 cuernos como símbolo de la realeza en el escudo de armas de la familia.

Dalmore Distillery

En 1867, la familia Mackenzie compra la destilería y el símbolo real escocés comienza a colocarse en cada botella producida en la destilería. Desde su fundación, The Dalmore ha buscado lograr la distinción no sólo a través del símbolo real, sino con un destilado que se distingue y conquista nuevos reinos.

Esta casa es creadora de la categoría Luxury Single Malt Whisky y ha vendido las botellas y colecciones más caras del mundo. Su línea guarda un espectro para todo amante de un buen escocés que guarda la esencia de su origen.

dalmore

The Dalmore aged 12 years; aged 15 years; aged 18 years; aged 25 years; Cigar malt y King Alexander III, se muestra el trabajo en barricas en su máxima expresión.

Para King Alexander III se ocupan Barricas de ex-bourbon, Barricas de Jerez Matusalem Oloroso, Barricas de Madeira, Barricas de Marsala, Barricas de Oporto Tawny y Barricas de Vino Cabernet Sauvignon, cada barrica le otorga al whisky un espectro de sabores antes de que éstas se combinen para crear un complejo, único y suntuoso single malt whisky.

Marca símbolo de realeza y creatividad que resguarda la tradición del whisky escocés.