La técnica Fumage del pintor canadiense, Steven Spazuk cautiva la atención de todo espectador que concibe su obra gracias a su peculiar forma de convertir el hollín en piezas de arte que revelan la fragilidad de la vida, que es como el fuego, efímero.

Spazuk no sabe en qué se convertirá la llama de la vela sobre el papel, ni qué figura se hará, pero a partir del sencillo acto, los resultados sorprenden tanto al artista como al que observa. El proceso es espontáneo y a partir de él, Spazuk interviene con pinceles y otras herramientas para la creación de las formas que se van develando en el proceso. maxresdefault-2 maxresdefault

Desde hace 17 años utiliza esta técnica que ha desarrollado y mejorado con la selección de papeles adecuados que resistan el calor y productos para fijar el hollín. Para él, su trabajo tiene un significado simbólico “ el fuego calienta, ilumina pero también consume, por lo tanto puede traer dolor y muerte”.

Spazuk_Fire_Painting_01

El artista trabaja principalmente en formato chico, por la dificultad de la técnica, sin embargo consigue hacer obras más grandes cuando realiza collages. Incluso realiza rostros logrados a partir de diversos fragmentos.

Steven-Spazuk-yatzer-6

Steven-Spazuk-Painting-with-fire

“El desafío principal de pintar con fuego es la fragilidad, cualquier cosa que toque la superficie dejará un rastro que no se pueda cambiar y que deja un giro distinto a la obra” menciona.

325 821