Dos de las empresas más grandes de consumo alrededor del mundo han unido fuerzas para impulsar una iniciativa en pro de la reducción de contaminación con vasos.

McDonald’s ha invitado a Starbucks como miembro fundador del grupo que desarrollará una solución global para el reciclaje de vasos y reducción de la huella ecológica de la industria del fast food.

ms

Ahora la cadena de hamburguesas más grande se suma a esta causa con $5 millones de dólares en asociación con otros miembros para ayudar al lanzamiento de una próxima generación de vasos; entre la suma total de esfuerzos, la suma dedicada a este desafío alcanza los $10 millones de dólares para el equipo que logre desarrollar el vaso que logre biodegradarse fácilmente y reducir la contaminación.

“Una mejor taza beneficiará a toda la industria e invitamos a los demás a unirse como nosotros para hacer estos esfuerzos” mencionó, Colleen Chapman, vicepresidente de impacto global social enfocado en sustentabilidad para Starbucks.

ms

Además, la cadena cafetera, anuncia que está en busca también de un nuevo tipo de popote que pueda remplazar al que se usa actualmente y también buscar una opción amigable con el planeta.

Una gran paso que está por cambiar las reglas de la comida rápida en todo el mundo.