La catedral de Notre Dame ha sido el monumento más visitado de Francia, con 13 millones de personas al año. Su construcción comenzó en 1163 y tardaron en finalizar más de un siglo.

La construcción es uno de los monumentos más emblemáticos de París y el más visitado de Europa. De acuerdo con los bomberos, el incendio de ayer logró avanzar con rapidez debido a que gran parte de la construcción está hecha con madera.
Un punto muy importante que señalar, es acerca de las dificultades que tuvieron los bomberos para acceder a la catedral, lo que hizo que las llamas se extendieran por todo el armazón que sujeta el techo.
Por su parte el presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó que su intención es “reconstruir Notre Dame todos juntos”, y anunció que se lanzará una campaña de recolección de fondos, tanto en Francia como en el extranjero.
El objetivo es en conseguir un mínimo de 100 millones de euros en los próximos 20 años para cumplir una larguísima lista de obras que tienen que realizarse para evitar que Notre Dame cierre sus puertas.
Para conseguir ese dinero, los ojos están puestos en Estados Unidos, el cual cuenta con una fuerte tradición filantrópica privada. Para lograrlo se han creado dos fundaciones: la Fundación Amigos de Notre Dame de París, encaminada a ‘encandilar’ a donantes estadounidenses, y la Fundación Futuro Patrimonio de París, en la que cualquiera puede hacer su aportación personal.