Ya estamos en febrero y nos empieza a envolver la emoción de celebrar el mes del amor y la amistad, ya que no sólo el Día de San Valentín es suficiente ocasión para demostrar afectos sino parece ser que una colorida magia inunda el ambiente desde ahora.

Disfrutar esta temporada bebiendo algo tan exquisito, sofisticado y exclusivo de edición limitada como Champagne Armand de Brignac Rosé, no sólo es un privilegio, sino toda una explosión de sensaciones, emociones y desde luego, sabores únicos.

G

Es buen pretexto aprovechar que por fin llegó a México la línea completa de la casa champañera francesa Armand de Brignac, siendo su variedad rosé la más idónea para festejar este próximo 14 de febrero con la pareja o los amigos. La fineza de sus burbujas, su cuerpo firme y lo fulgurante de su presencia exterior, lo convierten en elixir perfecto para este propósito.

El icónico As de Espadas que representa su emblema, es reconocido por los téte de cuvée más expertos del mundo como sinónimo de perfección, grandeza y refinamiento, demostrando así que Francia siempre ha sido semillero de grandes expresiones literarias y del savoir vivre, como en su momento afirmó el propio Honoré de Balzac diciendo que: “el amor es la poesía de los sentidos”. No en vano, champaña y letras han sido motivo de inspiración para el romance dentro de la cultura francesa.

E

Aunque la maison Cattier propietaria de la marca salió a la luz apenas en 2006, un linaje de más de trece generaciones de vinicultores de la región de Montaigne de Reims en Francia durante tres siglos, respaldan el savoir faire para lograr un rosé tan brillante y fresco, con notas de frutos rojos y repostería.

Su balance armonioso es obtenido de su composición de tres varietales, con un 50% de uva pinot noir, un 40% de pinot meunier y 10% de chardonnay.

Es bien sabido que la pinot noir cultivada en la región Montaigne de Reims posee un sabor potente e intenso que se acentúa aún más con añejamiento en barricas de roble francés, ejemplo de ello son sus añadas 2009, 2010 y 2012 con sus notas de cata que evocan fresas, grosellas y cerezas, así como toques florales y de almendras dulces. Su recomendable conservación en cava le da un margen de excelencia de 15 años.

D

Tan excepcional como el amor, es el proceso artesanal de su delicada elaboración, en el cual sólo participan 18 personas que producen 20 botellas por hora, asegurando así la exclusividad, al no haber dos iguales.

El acabado de las botellas es inconfundible por su tono rosa metalizado que es coronado por el emblema del As de Espadas y sus etiquetas elaboradas en pewter francés.

Champagne Armand de Brignac Rosé puede ser un gran regalo o la mejor elección para celebrar en San Valentín, como mensaje de amor que cautiva a los sentidos.