La Hacienda Santa Catarina es la sede donde nace una de las propuestas cerveceras más interesantes de los últimos años en los alrededores de la Ciudad de México.

Muy cerca de Milpa Alta se localiza esta emblemática propiedad rodeada de inmensos jardines y una casona de varias alas y naves que también funcionan como hospedaje campirano y que, gracias al ojo visionario e inspiración de su propietario, echó raíces allí el centro de producción de la Cerveza Eufemia.

Curiosamente, y como referencia, tomó su nombre de famosa película protagonizada por el desaparecido cantante y actor Pedro Infante.

La calidad y características destacadas de su producción artesanal se ha visto recomendada por publicaciones importantes que colocan a la línea de cervezas Eufemia entre las mejores que hay para probar en el Valle de México, en especial una, tipo Wild Berry Wheat Ale elaborada a partir de frutos rojos y maduros como frambuesa, mora azul, zarzamora y fresa.


La casa cervecera lanzó original proyecto de formato tipo pop up campirano para compartir la versatilidad de su propuesta, que va de la mano estupendamente y en armonía con la herencia gastronómica tradicional de Milpa Alta, así como con la infinidad de productos e insumos propios de la localidad.

En pocas palabras, una colaboración estrecha para destacar exponencialmente la aportación de esa zona aledaña a la capital mexicana al acervo culinario nacional.

El concepto surgió por iniciativa de la familia García anfitriones por excelencia de la experiencia, que incluyó maridajes idóneos de platillos y cada uno de los tipos de cerveza que comprenden su repertorio.

Entre ellos, un tamal de frijol con mole almendrado típico acompañado de una IPA de sabor algo amargo y caramelizado, al igual que con las alitas Búfalo y con mole que hubo disponibles para esa tarde; la Sparkling bastante equilibrada y con mucha carbonatación, inmejorable con una clásica sopa de tortilla, el caldo Sonora o la ensalada Santa Catarina; así como con tacos de arrachera con sus nopales asados y guarnición de guacamole.

La Paters o Patersbier con alto predominio de la malta en su sabor que es como toda una insignia de la casa se recomienda beberla sola y muy fría; es refrescante y ligera a la vez.

Por otra parte, con un huarache de fajitas de pollo lo más apropiado fue hacer mancuerna con la Summer y sus notas ligeramente caramelizadas.

Finalmente, la Stout y sus maltas tostadas que aportan sabores a café y chocolate fue favorita de varios para acompañar una deliciosa hamburguesa con chicharrón y guacamoles y las costillas de cerdo con salsa de tamarindo, aunque otros comensales la dejaron para acompañar el postre, e incluso para
saborear como ingrediente perfecto para un Carajillo Stout la especialidad en mixología de la Hacienda Santa Catarina.


Y como plus a favor, es que este tipo de pop ups que se están llevando a cabo, se realizan con un aforo bastante reducido, guardando así antes que nada la sana distancia (en extremo) requerida por los protocolos de sanidad, higiene y seguridad que exigen las autoridades de salud, así como la exclusividad para favorecer una sana convivencia totalmente al aire libre.

Próximamente, se informará la siguiente edición del Eufemia Pop Up gastronómico. Estén pendientes en las redes de Cerveza Eufemia.