Las flores de cada temporada tienen un aroma especial y colores que asociamos con la estación del año, los tonos ocre de los árboles y las Nochebuenas son un símbolo navideño a nivel global. Te compartimos más opciones que decorarán los espacios de tu casa y cautivarán con su aroma y belleza.

Muérdago

Esta planta es un clásico de las películas de Hollywood con bayas de color verde cuando están inmaduras y blancas o amarillas después, en lugar de rojas como el acebo; es una planta semiparasitaria, por lo que necesita de un árbol para vivir.

Así que en el árbol que decidas colocarlo necesitará recibir abono e hidratación adecuada, además tendrás que podar el muérdago con regularidad. Otra opción es disponer de algunas de sus ramas que se encuentran en las floristerías.

Rusco

Esta alegre planta de color rojizo es una especie salvaje de bayas rojas que requiere pocos cuidados como poco riego, sombra y nada de fertilizantes. Por atractivos que lucen sus frutos, es importante tener cuidado porque al igual que el muérdago y el acebo, no son comestibles.

Pino de Norfolk

Procedente de Australia, de la isla de Norfolk, esta conífera dará un aire de Navidad nórdica a tu hogar. Pueden alcanzar hasta 70 metros, pero se pueden encontrar ejemplares en estado joven, perfectos como planta de interior, gracias a su tamaño y su bello perfil piramidal de ramas horizontales y simétricas.

Bonsái navideño

Estos pequeños son una opción ideal para cualquier espacio, siendo el pino y el enebro los más comunes cultivados en esta forma, transmiten gran espíritu navideño e incluso puedes agregar un pequeño adorno que transmita tu estilo.