Netflix ha encontrado en la ciencia ficción uno de sus géneros favoritos para la producción de sus series, ahora toca el turno a Lost in Space, un remake de la serie televisiva de la década de los sesenta, 1965-1968, que cautivó la imaginación de cientos de aficionados a los viajes espaciales.

La premisa de la versión del siglo pasado era sencilla: La familia Robinson viajaba por el universo, por distintos mundos buscando la forma de regresar a casa, era una comedia con humor fino que gustó mucho a los tele-espectadores, aunque nunca fue tan profunda ni científica como su contemporánea, Star trek, donde los personajes de la familia recibieron el cariño del público.

La nueva versión de Netflix se aleja de esta familia futurista de los sesenta, para hablar de la familia estadounidense contemporánea que viaja a bordo de la nave Jupiter 2 y que queda varada en el universo, tras la búsqueda de un planeta similar a la tierra para poder vivir. “la serie conecta elementos de la primera versión pero adaptada para la audiencia contemporánea”, explica el actor Toby Stephens, quien interpreta al patriarca de la familia, John Robinson.

ba3f7cc965dbf5c0afd77f9d9ae5f66c961c6849

Esta nueva versión de Perdidos en el espacio, cuenta de 10 capítulos en su primer temporada y está recomendada para adolescentes y adultos, aunque no hay edad para soñar con viajar por las estrellas.