Motoi Yamamoto, es un reconocido artista japonés que se ha ganado su fama por las piezas monumentales que realiza con la sal, elemento que en su país es un símbolo de purificación y que utiliza en honor a su hermana que falleció a los 24 años de cáncer, se dice que Yamamoto es uno de esos artistas que logran emocionar al espectador a pesar de la simpleza de su obra.

Su más reciente exposición abrió su puertas recientemente en marzo de este año en el museo de arte, en la provincia japonesa, Setouchi, se trata de una exposición  de algunas obras bidimensionales, que fueron creadas en 1995 y una instalación que llama la atención no solo por su tamaño y el material típico en las obras de este artista, sino por la delicadeza de cada uno de los 100.000 pétalos que componen esta obra que se logró luego de 55 horas divididas en 9 días de labor, pétalo por pétalo.

Esta exposición estará abierta hasta el 5 mayo del 2021, día en el que posiblemente la pandemia impida llevar a cabo la tradición de invitar al público a ser participes de  la destrucción de la obra y posterior recolección en bolsas de la sal, para transportarla a su destino final que comúnmente en las obras de este artista es el mar.