Texto de Paulina Vélez

Existen un sinnúmero de mitos y realidades alrededor del vino, especialmente algunos personajes lo rodean de un cierto glamour. Sin embargo, en realidad el mundo del vino es mucho más sencillo ya que es tan variado que siempre encontramos vinos que van de acuerdo con nuestros gustos.

Definitivamente es un arte, pero el cual tiene la facilidad que podemos sin conocer la teoría, practicar todos los días.

Entre más tiempo se guarda el vino mejor

Este es de los grandes mitos, pero hay vinos que están hechos para guardar y otros para beberse jóvenes, depende del tipo de uva, ya que hay algunas uvas que envejecen mejor que otras;  crianza y estilo de vino, ya que los vinos que han pasado por una crianza en barricas de madera obtienen taninos que ayudan a su envejecimiento. Es básico conocer información o saber leer la etiqueta, y tener información sobre la cosecha, ya que aquellos años calientes son menos propicios que los fríos para la guarda de vinos.

El mejor vino blanco es el tinto 

Hay algunos alimentos que chocan con los taninos y astringencia del vino, especialmente algunos que contienen yodo como las ostras, erizo, y quesos azules, los cuales nos producen una sensación y sabores a metal.

Resultado de imagen para vinos

Los vinos viejos se decantan

La intención principal  para decantar un vino de cierta edad es separar los sedimentos que se han formado en el vino a través de los años, aun así debemos tener cuidado, ya que si lo sobre oxigenamos podemos matar este vino. Los vinos jóvenes no necesariamente se decantan, sino trasvasan para oxigenar y dejar que afloren sus aromas.

Los vinos que no usan corcho no son de calidad

Alrededor del 5% de las botellas cerradas con corcho presentan problemas de contaminación TCA, así como no hay suficiente corcho para la producción de vino mundial, por lo cual muchas bodegas de vino en el mundo han tomado la alternativa de utilizar corchos de aglomerado, sintéticos y de rosca, y se han obtenido excelentes resultados, especialmente con el tapa rosca con el que se ha desarrollado una tecnología tal, que controlan incluso la evolución de los vinos de la manera en que el productor lo desea.

Resultado de imagen para corcho de vino

El vino se bebe a temperatura ambiente

No necesariamente, ya que hay que tomar en cuenta la temperatura a la que estamos. No es agradable beber un vino tinto en la playa a más de 30 grados, debido a que la astringencia y los taninos nos matan las proteínas en la saliva. Los vinos blancos ligeros es recomendable beberse entre 6 a 8 grados; los blancos con madera entre 11 y 13 grados; los tintos jóvenes 14 a 16 y los tintos con crianza entre 16 y 18 grados.

Poner una cucharita para conservar las burbujas en los espumosos

Esto es falso, no sirve de nada, y es lo mismo ponerla que no ponerla, lo indicado es utilizar los tapones especiales para el tipo de botellas de espumosos y que nos ayudan a mantener las propiedades típicas de este estilo de vino.

Olemos el corcho para identificar los aromas del vino

Falso, ya que el corcho huele definitivamente a corcho. Observamos el corcho cuando se abre la botella para revisar si es el corcho que corresponde a la bodega, si no está roto o dañado o si hubo escurrimiento de vino.

Los mejores vinos son los vinos más caros

No necesariamente, ya que muchos vinos alcanzan sus precios de acuerdo al marketing que hacen, de la demanda que tienen. Lo ideal es buscar vinos que sean equilibrados calidad/ precio.

No siempre es momento de tomar vinos caros, depende de nuestro gusto,  clima, estado de ánimo, qué vamos a comer, la compañía y por supuesto, el presupuesto.