Meltem Işık, es una artista turca con una corta pero interesante carrera, su trabajo se centra en la percepción del cuerpo humano y a través de la fotografía articula una peculiar forma de ver y ser vistos.

Su carrera inició por el ámbito del diseño gráfico y continuo por el diseño de joyería, sin embargo, este trabajo con fotografía y cuerpos humanos son los que la han llevado a exponer de manera solitaria y colectiva en un buen número de muestras desde el 2011.

Uno de los principios básicos en el trabajo de Işık es reflejar como nos es tan difícil vernos a nosotros mismos desde el mismo punto de vista que otra persona o incluso una cámara, por ello se encargó de tomar fotografías detalladas del cuerpo humano y reinterpretarlo al grado de convertirlo en figuras animales con su exposición ‘Suspicious affinities’.

Ver a detalle tu cuerpo y desde una perspectiva diferente a la propia, seguro puede resultar incomodo, pero creemos que lo mejor es aceptar cada detalle que nos forma, incluso cuando la gente lo cree raro o diferente.