Como respuesta ante la severa pandemia de COVID-19 en Estados Unidos, Kering se asoció con la CDC Foundation para brindar equipo personal de protección y otros suministros vitales, para apoyar y compensar las necesidades urgentes de los trabajadores de la salud en la región.

Kering y sus Casas (Gucci, Saint Laurent, Bottega Veneta, Balenciaga, Alexander McQueen, Brioni, Boucheron, Pomellato, DoDo, Qeelin, Ulysse Nardin, Girard-Perregaux, así como Kering Eyewear) donarán colectivamente un millón de dólares a la CDC Foundation para apoyar el valiente trabajo y esfuerzos de la vanguardia de trabajadores de la salud en Estados Unidos, particularmente aquellos en estados donde existe un mayor impacto, tales como Nueva York, Nueva Jersey, California, Florida y algunas localidades en América Latina.

La CDC Foundation es una asociación sin fines de lucro creada por el Congreso para apoyar el vital trabajo del Centers for Disease Control and Prevention (CDC) a través de asociaciones públicas y privadas.

Mientras la pandemia global de Coronavirus aumenta rápidamente a lo largo de los Estados Unidos y del mundo, existe una preocupación latente en la comunidad de servicios de salud de Estados Unidos de que sus capacidades se verán superadas. El Emergency Response Fund de la CDC Foundation posibilita el despliegue de recursos flexibles que puedan satisfacer necesidades prioritarias en las que los fondos apropiados no están disponibles o no puedan utilizarse de forma rápida. Así, la contribución de Kering tiene la esperanza de crear un impacto complementario de la mano del gobierno, de manera que proteja y provea de un soporte vital mientras juntos trabajamos para combatir esta pandemia sin precedentes.

La postura de ayudar a la industria de la moda norteamericana que se ha visto impactada por la pandemia, Kering apoyará la A Common Thread, una iniciativa de CFDA/Vogue Fashion Fund, así como a ‘Your Friends in New York™ Want to Help’, organización lanzada por Kerby Jean-Raymond que tiene la misión de crear un impacto local rápido dentro de la comunidad.

Estas contribuciones forman parte de las que Kering ya ha hecho en Francia, Italia y China durante las pasadas semanas, además de la producción de más de un millón de máscaras quirúrgicas y batas para el personal de salud.