La madrugada de este viernes 3 de febrero Lorenzo Servitje falleció a los 98 años, anunciaron sus familiares a los medios de comunicación.

Resultado de imagen para lorenzo servitje

Como fundador de Grupo Bimbo se convirtió en un filósofo del éxito empresarial y aquí enlistamos algunos de sus consejos por los cuales será recordado por generaciones.

Como hijo de un inmigrante catalán (desde su adolescencia trabajó en la panadería “El Molino”, propiedad de su padre) siempre buscó crear un ambiente de calidad humana al interior de su empresa. Solía decir “la calidad no es negociable”, por lo que los valores humanos era la raíz principal del éxito empresarial.

Para Servitje su familia era un pilar muy importante por lo que dedicaba tiempo y compartía su experiencia empresarial y creencias religiosas con sus nietos y bisnietos.

El fundador de Grupo Bimbo también fue presidente del Consejo de Administración de la panificadora entre 1978 t 1994.

Servtije solía recibir un salario equivalente al tiempo que le dedicaba en horas a la empresa, porque quería mantener un respeto a sus socios.

Como varios empresarios tenía una rutina exigente y constante: Antes de llegar a la oficina ya había hecho ejercicio, desayunado y leído el periódico, pues su día iniciaba a las 6 de la mañana. No por nada recalcaba que “el empresario tiene que ser filosofo de la acción y profesional de la eficacia”.

Era conocido como “Don Manualito” porque necesitaba elaborar manuales para todo.

Nació en la Ciudad de México el 20 de noviembre de 1918, a los 16 años comenzó a trabajar con su padre y a los 18 ya estudiaba en la UNAM Contaduría Pública. En este momento su padre falleció y tuvo que hacerse responsable del negocio familiar.

Lorenzo Servitje fundó Bimbo en su juventud y dedicó toda su vida a hacerla crecer.

El 4 de julio de 1945 fundó junto con su hermano Roberto, Jaime Sendra, Alfonso Velasco y José T. Mata Panificación Bimbo y laboró como el Primer gerente de la empresa de 1945 a 1963.

Q. E. P. D.