Bohemio y con una esencia de tradición, cada sucursal del Le Pain Quotidien en la Ciudad de México (y el mundo) rinde homenaje al placer de la vida cotidiana. Una muestra fue su cena organizada en San Valentín, con el mejor repertorio musical francés para amenizar la noche y su menú que además de ser orgánico y presentar las mejores opciones veganas, es un auténtico delicatesen.

IMG_5011

El concepto internacional del chef originario de Bruselas, Alain Coumont, se centra en la satisfacción de los cinco sentidos; la textura de su pan artesanal y orgánico es a la vista, uno de los primeros atractivos que seducen al llegar a sus restaurantes.

Esta cadena se transforma en cada momento del día; comienza con la frescura de un bowl y el calor de un café orgánico; al medio día, el menú se convierte en un un descanso para disfrutar platillos sencillos pero inigualables como su tartine de salmón ahumado con aguacate y eneldo, acompañado de una ensalada Cobb con aderezo lapsang.IMG_2529

El pasado 14 de febrero, su atmósfera bohemia hizo que nos sintiéramos como en casa y bajo la música de Michel Giglia, disfrutamos de una copa de vino acompañada de una tabla de quesos y un fondue de alcachofas y hongos silvestres, sólo para comenzar. El menú nos sorprendió con una sopa vegana como primer tiempo, después llegó a la mesa una Lasagna vegetariana y Salmón con Cous Cous. De postre nos deleitamos con dulce de Tarta de Chocolate, Caramelo y Crème Brúlèe. Para cerrar el día cada invitado se llevó a casa un bouquet de flores que corrió a cargo de The Imperial Roses.

4e5b51f0-7cec-4119-92e4-d78bff661162

Cada detalle hace la diferencia para demostrar que no son un restaurante más, transmitiendo la esencia belga. Convirtiéndose en una de las opciones para compartir los mejores momentos y el pan de cada día.