Durante el verano, suceden cosas geniales, una de ellas es la lluvia que nos trae el avistamiento de escenarios luminosos cortesía de unos insectos llamados luciérnagas, una experiencia que sin duda tienes que vivir una vez en la vida.

Las zonas cercanas a Tlaxcala y Puebla son los lugares más propicios para vivir esta experiencia ya que existen diferentes santuarios para hacerlo, muchos de ellos con las medida para conservar el medio ambiente, aunque es recomendable intervenir lo menos posible en este ciclo natural en el que las luciérnagas se aparean y que generan este espectáculo luminoso.

Algunos de los santuarios más conocidos son Nanacamilpa, Valle de las Luciérnagas, Valle de Texmelucan y Santuario Bosque Esmeralda, todos con cientos de recomendaciones en internet para llegar por tu parte o en su defecto con algún tour o excursión grupal de la mano de expertos que además ofrecen otras paradas..

Algunas recomendaciones que tenemos para ti son en especial es anticipar tu visita, llegar a tiempo (antes de las 6pm), usar ropa cómoda y propicia para la lluvia, además de llevar una muda y en caso de quedarte por la zona reservar con anticipación, Puebla y Tlaxcala son las zonas turísticas más cercanas a los santuarios más concurridos.