Recientemente el nacido en Sudáfrica, Elon Musk,, se convirtió en el hombre más rico del mundo con 194.8 mil millones de dólares en su patrimonio según Bloomberg, superando a Jeff Bezos  por unos 9.5 mil millones de dólares.

Todo esto a consecuencia de un repunte en las acciones de sus empresas que demuestran la confianza de sus inversores por su visión del futuro.

Por supuesto  Musk no se convirtió en lo que es de la noche a la mañana, en su camino a fundado y vendido empresas como Pay Pal y son bien conocidas sus hazañas durante la crisis del 2008 salvando Tesla y Space X de la quiebra al mismo tiempo.

Dos de las múltiples compañías en las que participa actualmente y con las que mantiene una visión que busca  acelerar la evolución de la humanidad hacia una civilización espacial.

Sin duda, la visión y vida de este acaudalado personaje parece sacada de la ficción, pero por si esto fuera poco se dice que Musk no siente apego por lo material, publicando en alguna ocasión que la mitad de su dinero está destinado a solucionar problemas en la tierra y la otra a establecer una civilización autosuficiente en Marte debido a que cree que no le queda mucho a este planeta ya sea por una auto exterminación o derivado de una catástrofe como un meteorito .

Por supuesto, muchos se han bufado de esto al creer  que no puede ser posible colonizar otro planeta, sin embargo en algún momento nadie pensaba que un carro podría manejarse solo o que un cohete espacial pudiera ir y regresar a la tierra sin volar en mil pedazos y este personaje lo logro.

Además, en sus metas más cercanas están  proyectos  como  fusionar la inteligencia artificial con la mente humana o crear algunos  trenes extremadamente rápidos, seguramente en un capítulo más de esta historia veremos en que es en lo que gastará esta fortuna con la que hoy cuenta.

Ojalá más millonarios tuvieran la visión de lograr un mundo mejor, lo único que esperamos es que su genialidad no lo rebase y que logre hacer ya sea de este lugar o de una nueva colonia una historia de éxito para la humanidad y no una de terror.