Texto de Fanny Carrillo

La ya famosa “Taberna del Chanclas” de la colonia Roma abre ahora una sucursal en pleno Polanco en Newton 18 esquina con Galileo, buenas noticias para los que vivimos en esta zona de la ciudad. La nueva versión del hermano mayor, llegó totalmente mejorada: la decoración y el mobiliario dan a este espacio un toque más sofisticado.

Cuenta con una pequeña terraza a la que sólo tendrás acceso reservando días antes,  además de un espacio interior muy agradable.

La comida española creada por Jean Claude Roches Herrerías (de ahí el apodo de “El Chanclas”) conserva la calidad del restaurante original. Lleguen con mucha hambre y aquí les va el por qué: de entrada, te sirven unos ajos y pepinillos o aceitunas deliciosos, para después dar paso a revisar su carta reducida pero sustanciosa.

Por supuesto, son imperdonables los huevos rotos ya sean solos, con chistorra o tocino. También hay que probar el pan con tomate, los boquerones, el chorizo al vino tinto, las setas, el revuelto Minkow, la morcilla, los camarones al ajillo, nada más para ir abriendo boca, o una ensalada de bonito con tomate.

Las carnes como el solomillo o el chuletón en sus diferentes presentaciones son también piezas clave de una comida en El Chanclas. Tienen una estupenda y variada carta de vinos y licores. Si todavía llegan al postre, la tarta de Santiago es maravillosa.

Recomiendo reservar con al menos uno o dos días de anticipación porque de lo contrario, no hay manera de encontrar mesa.