Los premios más importantes en la industria del cine en términos de audiencia a nivel mundial, planean este año no contar con un anfitrión. Esto no había sucedido en casi tres décadas y la razón apuntas a que la Academia podría ser ‘la culpable’ de que nadie quiera tomar esta posición en la entrega de las estatuillas doradas.

Kevin Hart sería el anfitrión de la edición 2019 de los Oscar, pero tuvo que anunciar su renuncia el pasado 9 de enero después de una controversia causada por tuits homofóbicos realizados en el pasado y de los cuales se negó a disculparse.

Con la renuncia de Hart, a unas semanas de realizarse la ceremonia con fecha el 24 de febrero, expertos en la materia estiman que los productores del evento presentarán a un grupo de A-listers para introducir varios segmentos en lugar de confiar en un solo anfitrión.

¿Por qué sería culpa de la Academia y por qué nadie quiere ser presentador de la entrega? El Sindicato de Actores de Cine y la Federación Americana de Artistas de Radio y Televisión (SAG-AFTRA) hizo una acusación pública sobre los organizadores por tratar de intimidar a las celebridades para que no se presenten en entregas de otros premios en la industria del cine.

Después del señalamiento, la Academia no ha respondido de forma pública a las acusaciones y podría por segunda ocasión en 91 años no tener un anfitrión para esta importante noche.