Javier Ruiz Anitúa es el fundador de JRA Arquitectos, un despacho con profesionales que desde 2012

persiguen una visión basada en la innovación, funcionalidad, estética y sustentabilidad. Gracias a sus principios han creado novedosos estándares al interior de esta área de estudio sustentados en el bienestar integral de la sociedad.

Para el egresado de la Universidad Autónoma de Veracruz Villa Rica “transformar espacios y dar una mejor calidad de vida a la gente del entorno” es la principal misión que persigue para la planeación y ejecución de cualquier proyecto de infraestructura urbana como proyectos arquitectónicos, instalaciones eléctricas, hidrosanitarias o estudios ambientales.

3F8A1754

Ruiz cuenta con diplomados en Alta Dirección de Empresas Constructoras por el ITESM y estudios de Alta Dirección en IPADE Business School. A la fecha su portafolio incluye obras en gran parte del sureste del país (Veracruz, Tabasco, Campeche y Quintana Roo).

Te compartimos que más nos contó sobre JRA Arquitectos:

Cuéntanos ¿Cómo nace tu interés por la arquitectura?

Desde muy chico. Vengo de una familia dedicada al ramo de la construcción, mi padre fue ingeniero urbanizador y siempre he dicho que fue también un gran arquitecto porque siempre tenía la visión de cómo transformar o cambiar las cosas en beneficio de todos.

Siempre soñé con ser arquitecto. Me catalogo como una persona muy creativa, muy soñador, a quien le interesa mucho ‘futurear’, y creo que toda la vida tuve esta intención, no me veo haciendo otra cosa.

Has demostrado que la sociedad puede beneficiarse a partir del desarrollo de la arquitectura. Platícanos sobre esto.

La arquitectura es un detonante en la sociedad, un buen proyecto arquitectónico debe estar pensado no solo en el cliente sino también en el entorno, a qué sector está enfocado y qué beneficio quieres generar. Pongo como ejemplo el Guggenheim en la Ciudad de Bilbao en el cual se invirtió como un fin turístico; el que esta obra fuera más vista en el exterior que en el interior provocó a que el entorno cambiara; comenzaron a embellecer las calles, los edificios, la imagen urbana y con ello surgieron buenos hábitos y la ciudad comenzó a cambiar, dejó de ser un destino industrial para ser turístico.

Dentro de los proyectos en los que me tocó hacer algo similar está el hotel Fiesta Inn Chetumal, el cual ganó el premio Obras en la categoría Mejor Producto Hotelero por sus actividades propias pero acordes a las nuevas necesidades. Construimos restaurantes, no sólo para los huéspedes sino también para la gente local, con terrazas, pool bar, roof garden.

9. Álika

¿Cómo definirías el bienestar social y cómo se lleva a cabo al interior de JRA?

Hoy mucha gente no entiende lo que es el bienestar social porque honestamente en nuestro país se ha perdido mucho este concepto, ya no se vive en sociedad o en comunidad, de niño me tocó vivir lo que eran las calles, ir de un lado a otro sin necesidad de tomar el auto, y tener la paz y la tranquilidad al salir, creo que todo esto en México se ha perdido, el tema social en donde la gente puede estar en espacios públicos es ahora obsoleto.

Creo que lo más importante que hoy JRA Arquitectos está tratando de recuperar es crear comunidades, hacer que la sociedad se integre a lo que es la ciudad, es importante volver a retomar las buenas practicas que siempre estuvieron; uno de los éxitos de la ciudades europeas es la parte social en donde todo se planifica y se ve la manera en que todo sea peatonal.

Ejemplo de ello, es el proyecto Boulevard Manuel Ávila Camacho, que conecta Boca del Rio con el puerto de Veracruz; se trataba de un elemento urbano que fue pensado para ser un avenida principal, pero en realidad la gente ya no salía a caminar, no se estaban utilizando los espacios, ya se había perdido la parte social; en el momento en el que lo remodelamos y que pensamos no en el auto sino en el peatón, integramos a la comunidad con espacios accesibles y mobiliario, adaptándolo a lo que es la nueva sociedad.

JRA Arquitectos ha desarrollado viviendas de interés social ¿cuáles son los retos?

Para mí, el reto de la vivienda social es muy peculiar porque siempre he estado en contra de los típicos desarrollos, pero al final de cuentas lo que hemos tratado de hacer es ser un ejemplo en donde la vivienda social puede ser una vivienda digna. Como arquitectos o desarrolladores mexicanos queremos darle todo a la vivienda y no al entorno, no somos capaces de entender que este tipo de vivienda es como un gran condominio y tenemos que hacer entender a la gente que la vivienda es para vivir pero que el entorno es para convivir, que tiene que ir acorde a tu vivienda y que todos debemos vivir en comunidad, el reto es cambiar la ideología de los habitantes en donde ellos se sientan que están integrados a una comunidad y esto genere el valor al entorno y no la vivienda.

Se trata de reeducar a los nuevos usuarios y desarrolladores, debemos seguir con esas buenas prácticas en las cuales el usuario entienda que la vivienda de interés social, por su costo. no debe estar peleado con el entorno, ni con la estética, ni con lo funcional, que la vivienda está cumpliendo con su función que es vivir el estar dentro, cumplir con un propósito básico, pero lo importante es el entorno cumpla con la parte de la convivencia.

3F8A1972-2

¿JRA cómo cuida el ambiente hablando arquitectónicamente?

En JRA colaboramos con ambientalistas, trabajamos con fundaciones ambientales, el INECC Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático y la SEMARNAT en donde estamos tratando de integrar los proyectos al medio ambiente y no viceversa, ese es un gran cambio que estamos creado, sí hay un impacto ambiental pero también buscamos la forma de mitigarlo, como hacer proyectos que a futuro cumplan con su función y un propósito es que eso es lo que nosotros hemos cuidado mucho, que no irrumpamos con lo que ya existe.

Los espacios verdes y públicos también son una parte fundamental para el desarrollo de la sociedad, aunque algunos de ellos no han tenido los cuidados necesarios terminando en basureros o puntos de delincuencia ¿Qué harías para emprender proyectos de este tipo completamente exitosos?

Creo que proyectos de este tipo ya son exitosos, lo primero que debemos entender, en especial nuestras autoridades, es que debemos dejar que la iniciativa privada utilice esos espacios y que les generen una plusvalía. Los espacios perdidos existen porque han sido un gasto para los gobiernos, si todos esos espacios se concesionan, se hacen espacios públicos en donde la iniciativa privada invierta y genere infraestructura; la forma de lograrlo es que sea un proyecto autosuficiente en donde el usuario pueda hacer un gasto pero también se pueda cobrar una renta que propicie el mantenimiento.

En esa medida, los espacios volverán a tener un uso al que fue destinado, la gante estará más preocupada por embellecer todo eso, porque también tendrán algún tipo de remuneración, no económica sino social, confirme que estos lugares se recobren volveremos a tener comunidades y con ello un beneficio social.

Siempre se espera que exista un equilibrio entre la naturaleza y la estructura construida por el humano. En tu opinión ¿cómo se logra esto?

Es difícil entenderlo, porque muchas veces nosotros no queremos entender lo que es la naturaleza, para poder entender el presente hay que analizar el pasado tenemos que estudiar los hechos que han ocurrido en donde estás desarrollando y diseñar cosas que no rompan con lo que es la naturaleza; no puedes poner un edificio en un lugar que era un río, porque por mucho que contengas el agua el día de mañana puede terminar en catástrofe.

Se trata de integrar a los proyectos a la naturaleza, es importante entender el entorno en donde desarrollas proyectos, que perduren y que no perturben, ser conscientes y jamás ver primero la remuneración económica antes del entorno humano, cada proyecto debe integrarse a la naturaleza y no ella a nosotros.

¿Háblanos sobre Álika autosustentable y residencial El Dorado?

Álika es un sueño hecho realidad, un proyecto que nació con la idea de cambiar a las nuevas generaciones, demostrar que en una parte donde era la ciudad ‘Rotoplas’, se podían hacer entornos amigables, en donde la gente debía salir de sus casas y no vivir en sus casas que es un poco el resumen de todo lo que he dicho en esta entrevista, los invito a que lo conozcan, en Álika la sustentabilidad no es sólo la parte de la naturaleza, esta también incluye otros dos factores: el social y el económico, si combinas estos tres núcleos creas un área sustentable.

El Dorado fue de mis primeros proyectos residenciales, en donde integramos el manglar y la sustentabilidad, lo cual nos hace capaces, como firma, de poder desarrollar proyectos plus triple A, así como proyectos de interés social, no estamos peleados con las clases sociales, creo que más bien estamos viendo que cada uno tienen diferentes requerimientos lo cual es un gran reto.

LEO_7456 copy

¿Cuáles son los proyectos a mediano plazo para JRA?

Estamos diseñando varios proyectos, lo que nos hace falta es un poco de tiempo, tenemos en puerta varios proyectos de hoteles, la ampliación del Boulevard Manuel Ávila Camacho, proyectos residenciales y un gran proyecto urbano que será un icono de la ciudad; además de proyectos, tenemos iniciativas de intervención de la ciudad, espacios públicos y áreas verdes en desuso, propiciando que esos proyectos repercutan de forma positiva en la sociedad.