A sus 28 años de edad, Isaac Hernández, ha marcado la historia al convertirse en el primer mexicano en obtener el galardón más importante de la danza, el Prix Benois de la Danse, como Mejor bailarín.

e2a7555f7c1528236670_standard_desktop_fullhd

En el Teatro Bolshoi de Moscú, en Rusia, recibió el reconocimiento durante la XXVI Entrega de los Premios Benois de la Danse (considerados los Premios Oscar del ballet) tras haber tenido dos nominaciones que lo hicieron ser el elegido al bailarín principal de la English National Ballet; por la versión del clásico Don Quijote, en la que fue dirigido por el mítico Mikhail Baryshnikov; y por La Sylphide de Frank Anderson, que presentó el English National Ballet en el Coliseo de Londres, Inglaterra.

Este miércoles 21 de enero del 2009, es un día muy especial para Isaac Hernández , bailarín tapatío, radicado en San Francisco, California por motivos profesionales. Con tan sólo 18 años de edad, y una impresionante trayectoria de triunfos y reconocimientos nacionales e internacionales, Isaac toma parte en los últimos ensayos con miras a su debut como bailarín principal de la Compañía de Danza de San Francisco. Foto. Archivo Jalisco es Uno

Tras el agradecimiento de Isaac en sus redes sociales, el mundo de la cultura se unió a la celebración.”Lo dedico a todo el publico Mexicano que siempre me acompaña, a mi familia y a todas las personas que han sido parte de mi vida y mi camino que de una manera u otra, me han impulsado a ser mejor persona y por consecuencia mejor artista. #Benois #Mexico #englishnationalballet”, compartió el bailarín en su cuenta de Instagram.

cdn.expansion

Por su parte, después de entregar el galardón a Isaac, los Premios Benois han compartido que “Es un reconocimiento al incansable trabajo, profesionalismo, disciplina, virtuosismo y pasión que demuestran los mejores bailarines del mundo en cada interpretación, en su día a día, en cada temporada, en cada clase, en cada ensayo y en cada obra”.

isaac_hernandez_1

Enhorabuena, Isaac. Un orgullo nacional y un ejemplo que motiva a todos los soñadores a seguir su camino, manteniéndose íntegros y firmes en cada paso.