Texto de Emilio Farfan
A la familia del Grupo Xcaret se le unió un eslabón más a su contexto con la reciente apertura de nueva ala de alojamiento dentro de sus mismas premisas compartidas, que es totalmente para adultos y donde la manifestación artística y las experiencias sensoriales más vivas están presentes. Se busca ofrecer una estancia con toda la indulgencia posible para halagar al viajero que va buscando algo más allá del lujo tradicional.

Diseño, mucho arte mexicano en todo el concepto, wellness o bienestar y desde luego, la fórmula mágica y compleja de la gastronomía en su máxima expresión y variedad, son los complementos que convierten a las propiedades gemelas de Hotel Xcaret y Hotel Xcaret Art en un destino dentro del propio destino, en la Riviera Maya.

Por si fuera poco, la primera propiedad que abrió hace ya 3 años y medio ha venido reflejando ese interés de sus creadores las familias Quintana y Constandse, como un sueño cristalizado que aporta al visitante no sólo un producto turístico de lujo, sino una plataforma de experiencias integrales que incluyen los elementos mencionados como parte fundamental de su filosofía y operación.

Desde entonces, cuenta con instalaciones entre alojamiento y áreas comunes donde las dimensiones no son una limitante, sino parte del entorno y espacio vital de cada uno de sus huéspedes bien estructurado. Allí, la privacidad y el confort juegan bien su papel para garantizar la satisfacción de disfrutar una estancia a la medida de cada gusto o expectativa.

Excelente reputación, han ganado los varios restaurantes insignia del Hotel Xcaret, que en este año se han visto extendidos a 5 centros más de despliegue culinario de alta gama con la apertura del hotel hermano Xcaret Art, para conformar uno de los polos gastronómicos más importantes de toda la región contenido prácticamente en un mismo lugar.

La majestuosidad del acento de la cocina asiática destaca en el restaurante Xingao, con imperdibles sabores del Pacific Rim a la mano; el espíritu de la fiesta y el sabor mexicano tradicional se desbordan en La Cantina y el más sofisticado y contemporáneo escenario del exclusivo restaurante Há, para rendir honores al finedining con la cocina de autor a cargo del afamado Carlos Gaytán, el primer chef mexicano en el mundo que logró obtener para otro de
sus restaurantes 1 estrella de Michelin.


A su vez en ambos hoteles Xcaret las habitaciones fueron cuidadosamente intervenidas con un interiorismo contemporáneo que guarda en su esencia la
mexicanidad, los detalles de la mano artesana y la comodidad de la tecnología
más actual, para sumergir al huésped en el goce del más profundo placer hedonista.

Innumerables atracciones conforman la propuesta de la propiedad original,
como son su área Fuego exclusiva para adultos y un bar mirador en el rooftop
con infinity pool transparente que parece fundirse con las aguas turquesa del
Caribe justo enfrente, un spa de calidad mundial construido en el mismo entorno que rodea la propiedad llena de cuevas y reductos de sedimento calcáreo, que le confieren un aire marino, íntimo y hasta el misterio de la jungla misma.


Varios rincones más donde disfrutar experiencias memorables de sabor se extienden en toda la periferia como en Las Playas, Las Cuevas, La Trajinera y Bio, además de los poolbars y el lobby principal para tomar el aperitivo o refrescar el paladar.

Con la adición en el nuevo Hotel Xcaret Art de los restaurantes Cayuco, Xaak, Encanta, Chino Poblano, Cantina Vi Ay Pi, Kibi-Kibi, Tah-Xido, Arenal y Mercado de San Juan, con propuestas de gastronomía plural de autor creadas por varias luminarias del fogón nacional e internacional como Paco Méndez, Jonatán Gómez Luna, Alejandro Ruiz, Roberto Solís, Franco Madalozzo, Luis Arzapalo, Orlando Trejo y Miguel Bautista, el círculo es más que completo.

Son 900 las suites que se distribuyen en 6 ‘Casas’ diferentes de arquitectura
eco-integradora que conforman la nueva propiedad Xcaret Art, rindiendo culto
y honores al arte mexicano, en pocas palabras…