Tudor presentó sus más recientes creaciones en Baselworld 2017 de la línea “Heritage”: el Heritage Black Bay S&G, el Heritage Black Bay 41 y el Heritage Black Bay Chrono, su primer cronógrafo con movimiento de cuerda.

Al evento que se llevó a cabo del 23 al 30 de marzo en Basilea, Suiza, estuvieron presentes las mejores marcas de la industria internacional relojera y joyera. Cada primavera más de 2 mil expositores de más de 45 países y empresas especializadas en gemas preciosas reciben a casi 100 mil visitantes para mostrar cuáles serán las tendencias del sector.

La marca surgió en 1926 gracias al fundador de Rolex, Hans Wilsdorf, y a lo largo de su historia sus relojes han acompañado a los más audaces en sus aventuras submarinas, terrestres y glaciales por todo el mundo. A la fecha cuenta con modelos emblemáticos como el Black Bay, Pelagos o Style y, desde 2015 comenzó a fabricar movimientos mecánicos de manufactura Tudor.

Captura de pantalla 2017-03-28 a las 10.41.56 AM

La nueva línea se caracteriza por su excepcional proceso creativo, durante el cual se han reinterpretado algunas de las referencias más importantes de la historia de la marca de relojería suiza que ofrece relojes mecánicos con un estilo sofisticado.

El modelo Heritage Black Bay S&G se mostró en una versión de acero y oro amarillo, equipado con un calibre de manufactura MT5612 e introduce la función de fecha en la familia Black Bay.

Captura de pantalla 2017-03-28 a las 10.43.28 AM

Este modelo conmemora el 60 aniversario de los relojes de submarinismo Tudor, por lo que está confeccionado con una caja de acero (41 mm); acabado pulido y satinado; bisel giratorio unidireccional de oro amarillo con disco de aluminio anodizado negro mate con graduación de 60 minutos y marcas de oro amarillo y, corona a rosca de oro amarillo grabada con la rosa Tudor y lacada en negro con tubo de corona de aluminio anodizado negro.

Por su parte el Heritage Black Bay 41 es un modelo con un diámetro de 41 milímetros, una caja media más fina y un bisel fijo en acero pulido. Su estilo es elegante y deportivo con una esfera inspirada en los relojes de submarinismo de Tudor que se fabricaban durante la década de 1950 en una elegante versión lacada en negro.

Captura de pantalla 2017-03-28 a las 10.45.19 AM

Está disponible con un brazalete de acero o una correa de cuero marrón con cierre desplegable de acero y su correa adicional está confeccionada de modo artesanal con la técnica Jacquard por una empresa familiar de la región francesa de Saint-Étienne con más de 150 años de experiencia, explicaron durante la feria relojera suiza.

Por último, el Heritage Black Bay Chrono inspirado en la historia Tudor se convierte en el primer cronógrafo de manufactura propia con movimiento de cuerda automática, rueda de pilares, embrague vertical y correa de tela vaquera elaborada con la técnica Jacquard.

Captura de pantalla 2017-03-28 a las 10.38.50 AM

Se caracteriza por ofrecer una legibilidad óptima frente a la esfera abombada en color negro mate, subcontadores huecos para un contraste óptimo, ventanilla para la fecha situada a las 6 y caja de acero con un diámetro de 41 milímetros, provisto de pulsadores inspirados en la primera generación de cronógrafos Tudor.

 

En la siguiente galería podrás ver mas modelos: