El principal propósito de elaborar un maridaje consiste en la creación de una experiencia gastronómica sensorial, logrando que los ingredientes de los platillos, los aromas y sabores de los vinos hagan el match ideal para lo que se quiere transmitir y que se llegue a la impresión deseada.

Puede parecer una tarea compleja elegir un vino según los platillos, pero un factor muy importante es confiar en el gusto personal y las notas que dan placer a nuestro paladar.

Para guiar esta experiencia de elegir el vino para un maridaje, la versatilidad de la marca Freixenet ofrece la ideal combinación para alimentos y platillos mediterráneos. Con más de 150 años en la elaboración de cava y mayor productor de método champenoise a nivel mundial, ofrece los cavas Cordón Negro y Carta Nevada; siendo los acompañantes perfectos para lograr esa experiencia gastronómica.

A continuación, te compartimos tres propuestas para maridar una gran variedad de platillos:

Cordón Negro

Es ligero y fresco, de burbuja abundante, fina, persistente y muy integrada. Sus aromas son finos y delicados, predominando los tonos de fruta verde (manzana y pera) ligeros matices de fruta tropical madura, notas de piña y fondos cítricos de hierbas frescas.

Se puede disfrutar en maridaje con la siguiente propuesta de platillos:

  • Ternera guisada con zanahorias y setas deshidratadas
  • Paella Valenciana

Carta Nevada

Cava de color amarillo con reflejos dorados, brillante con burbuja de tamaño media. Destacan los aromas florales y de fruta seca con sutiles aromas cítricos. En boca, su estructura es fresca y presenta una suave acidez.

Algunos maridajes pueden ser:

  • Ensalada con queso de cabra, manzana y nueces con vinagreta de miel.
  • Arroz a horno con sobrasada, salchichas y butifarra blanca.

Freixenet Brut Rosé

Tras un largo envejecimiento en cava conserva frescos y suaves aromas florales y a frutas rojas, armonizados con aromas frescos de crianza media. Cava de vivo color fresa, brillante y burbuja abundante de tamaño medio.

El rosado es característico de ser maridado con postres, a continuación un maridaje de platillo salado y uno dulce:

  • Pescado blanco a la plancha
  • sobre una cama de arroz con verduras
  • Panacota de vainilla con frutos rojos