Texto de Emilio Farfan
Las tradiciones mexicanas representan un contraste de coloridas manifestaciones y diversas maneras de replicarse a través de los años.

Tras las fiestas decembrinas y la visita de Los Reyes Magos, un ciclo de celebraciones continuas, un momento donde la calma reinará por fin con la llegada del Día de la Candelaria, que se celebra año con año cada 2 de febrero.


La costumbre más popular, ajena a la conmemoración religiosa que esta festividad conlleva, asume que quién se haya sacado el ‘muñequito’ de la Rosca de Reyes deberá ofrecer la imprescindible tamaliza, que se acompaña de chocolate, champurrado y otros tantos atoles de todo tipo y sabores.

En la Ciudad de México dos restaurantes que siguen fielmente el legado de la cocina mexicana auténtica y promueven el mantenimiento de la tradición culinaria nacional como Nicos y El Tajín, nos comparten sus propuestas para  que celebres como Dios manda la Candelaria, con la amplia gama de tamales y las consabidas bebidas típicas que están preparando para la ocasión.

El Tajín

La chef Ana Arroyo al frente de los fogones de El Tajín se luce con un Tamal de Cazuela de mole con pollo, de origen veracruzano y presentado en una cazuela de barro con masa nixtamalizada, con pollo, mole de Xico y hoja santa, en una porción que alcanza para 4 personas perfectamente.

Asimismo los tamales individuales de: cochinita pibil; el vaporcito yucateco también de
lengua en salsa verde con verdolagas; y el tamal de acelgas con requesón y salsa roja envuelto en hoja de totomoxtle.

A su vez, la chef Ana te ofrece paquetes ‘No te hagas Rosca’ que son los tradicionales y esponjosos de harina de maíz capitalinos, que vienen en 2 ediciones: una salada con 12 tamales (4 x 3) verdes con cerdo, rojos con queso y de mole con pollo, más 1 litro de champurrado para acompañar.

El paquete dulce incluye igualmente 12 piezas (4 x 3) con arándonos, de arroz con leche y de chocolate de metate con frutos rojos más 1 litro de café de olla con chocolate y especias.

Los puedes pedir para llevar o disfrutarlos en su atractiva terraza-jardín al tel.
Teléfono: 55 5659 5759
El Tajín. Miguel Angel de Quevedo #687, San Francisco, Coyoacán,
CDMX

Nicos

Por su parte, el chef Gerardo Vázquez Lugo de Nicos se puso las pilas para recrear un desfile de tamales de diversos orígenes, sabores y texturas que te harán chuparte los dedos.

Entre ellos, el tamal norteño elaborado con harina para tamal y relleno de pollo, calabaza de Castilla, aceitunas, almendras, pasas y chiles en vinagre envuelto en hoja de totomoxtle; el yucateco, que va en masa de maíz, colado, relleno de pollo, cerdo, jitomate, chile habanero y envuelto en hoja de plátano;
el Nicos de harina de maíz y elote molido, relleno de flor de calabaza, requesón y chorizo, bañado en salsa verde y envuelto en hoja de totomoxtle; y el vaporcito yucateco de masa nixtamalizada y relleno de pollo y cerdo en kol, con chiltomate y envuelto en hoja de plátano.

Otros son el veracruzano tamal de cazuela con masa de maíz nixtamalizado colado, con pollo y mole de Naolinco, envuelto en hoja santa; y el tamal barbón sinaloense, de harina para tamal, relleno de camarón con cabeza y adobo de chile ancho, envuelto en hoja de totomoxtle.

En tamales dulces el de chocolate es de aplauso, de masa azul nixtamalizada y chocolate de metate, relleno de compota de frutos rojos y envuelto en hoja de totomoxtle.

El de nata es una delicia y va en harina para tamal, relleno de piñón, nuez, almendras y pasas, también envuelto en hoja de totomoxtle.

Estos tamales estarán en venta hasta el 5 de febrero, pídelos por WhatsApp al teléfono: 55 5396 7090 o directo en el restaurante.

Nicos. Av. Cuitláhuac #3102, Clavería, Azcapotzalco, CDMX
¡Apresúrate, a reservar o hacer tu pedido, porque se venderán muy rápido!