Alrededor del mundo, millones de personas consideran el café como una bebida necesaria en sus vidas, pero no es el caso de Suiza, por el contrario, su gobierno no lo considera como esencial por su poco valor nutricional.

Por esta razón, el futuro de Suiza no incluye al café. La Oficina Federal para Provisiones Económicas Nacionales prohibió el café de los kits de emergencia, dichos kits son una iniciativa surgida después de la Primera Guerra Mundial, como una medida que garantice la supervivencia de la población en caso de una catástrofe.

Estos kits, anteriormente contaban con una reserva de 15,300 toneladas de granos sin tostar, representando un gasto extra para el gobierno. Por lo tanto, en caso de una catástrofe, en Suiza deberán abstenerse al café, o tener su propia reserva cada habitante que así lo desee.

De esta forma, el gobierno sueco ha prohibido el café entre la reserva de insumos para sus habitantes en caso de una emergencia grave, garantizando su alimentación por algunos meses.

¿Guardarías tu propia reserva de café?