Las posibilidades parecen infinitas para lo que un diseñador puede lograr, son la herramienta humana para llevar las necesidades, pensamientos e incluso sueños a la realidad, es el caso de Fernando Abellanas, un valenciano autodidacta que con su trabajo tanto en fontanería como en diseño demuestra su gran creatividad.

Algo interesante en la carrera de este diseñador, es precisamente la forma en la que a adquirido sus conocimientos de forma autodidacta, primero de su padre quien fuera carpintero y con un taller en casa tuvo su primer acercamiento a la creación, luego de la mano del oficio de la fontanería del cual aún conserva algunos clientes y por ultimo de su gusto por dibujar.

Este valenciano se dio a conocer principalmente por la creación de un mini-estudio instalado debajo de un puente, el cual duro todo un año hasta que fue retirado por las autoridades de esa ciudad, Abellanas diseño y construyó todo desde cero.

Pero este proyecto solo es uno de los muchos que tiene en mente y que posiblemente, podremos ver en el futuro, qué lo motiva a ocupar espacios abandonados o que no estaban destinados para usarse.

Hoy en día cuenta con una propia marca de diseño llamada Lebrel, en a que puedes encontrar todo tipo de respuestas a productos comunes llevados a nuevos limites, desde mesas y escritorios, lámparas hasta una biblioteca portátil.

Actualmente, Fernando vive en su casa en valencia la cual le llevó terminar al rededor de tres años y cuenta con su propio taller y showroom, en pocas palabras es el templo de sus creaciones que sin duda inspiraran a cualquiera que este inmerso en el mundo del diseño.