El trabajo de la artista, Emi Adachi, trae a la vista una armónica combinación entre elementos modernos y la paleta de colores japonesa de la vieja escuela.

Sus pinturas de niños y gatos de un mundo fantástico, cuentan una historia mágica, como en cuento de libros infantiles con un toque extraño y surrealista.

La obra de Adachi ha cautivado admiradores alrededor del mundo, ya que su estilo y estética son una combinación perfecta para los amantes del arte contemporáneo y la cultura asiática.