El Salón International de la Haute Horlogerie (c) en su edición 2019, en Ginebra, Suiza, presentó las más revolucionarias piezas de Alta Relojería que dejaron en claro la innovación, tecnología y fuerza de esta industria.

Esta feria congrega manufacturas del Grupo Richemont, es decir Cartier, Roger Dubois, IWC Schaffhausen, Jaeger-LeCoultre, Montblanc, Piaget, y Vacheron Constantin, entre otras.

Sobre los lanzamientos que sorprendieron este año, la firma Roger Dubuis presentó un reloj único en el mundo que llega a costar un millón de euros por su ingeniería. El proceso comienza con la integración de la forma de fabricación de un Lamborghini a partir de un chasis; para producir esta pieza, hace un chasis y le monta sus piezas, dos tourbillones angulados a 90 grados, diseño inspirado en los códigos de diseño de Lamborghini.

Vacheron Constantin presentó su nuevo Twin Beat calendario perpetuo, con la capacidad de contar con 65 días de reserva de marcha gracias a su tecnología donde puede cambiar de frecuencia cuando uno lo deja de usar y sube a 5hz cuando se lleva puesto. Algo nunca antes visto en la industria.

Jaeger-LeCoultre presentó su línea Master con nuevos grabados “Guilloche” en varias ejecuciones de complicaciones, pero su pieza maestra este año un “Master Ultra Thin” que cuenta con calendario perpetuo y repetidor de minutos con materiales que están por ser patentados y aún no revela el material de la innovadora aleación.

IWC dedicó su espacio a sus Pilot watches, desarrollando un nuevo material el Ceratanium ocupado primero en la gama Top Gun un color beige llamado “Mojave Desert”, complementando por primera vez con un tourbillón con mecanismo de fuerza constante en la gama Petit Prince, combinando tecnología, diseño, tradición e innovación.

Cartier tomó la plataforma como una oportunidad para presentar su nueva imagen en sus boutiques a nivel global. En México la primera boutique en presentar la nueva imagen será la boutique del centro comercial Artz y luego en la casa Cartier en Masaryk. Respecto a su presentación de piezas de alta relojería, el Santos, uno de los más emblemáticos de la firma, por lo alto quedará el esqueletado y por debajo ha logrado un cuarzo en acero y correa de piel que alcanza un valor de 80,000 pesos.

Con este evento se abre paso a los eventos más importantes de esta industria a nivel global y marca la tendencia que veremos en las más prestigiosas boutiques y joyerías del mundo.