El molcajete es un instrumento de la cocina que hace décadas cedió su lugar a la licuadora, sin embargo, no todo está perdido. Recientemente, este instrumento recibió la denominación de origen para su fabricación artesanal, algo que aviva la llama de su fabricación y así no se pierda en el tiempo y por supuesto se tome con orgullo.

Fue durante la contingencia sanitaria que los miembros de la “Asociación de Artesanos de Piedra Volcánica de Comonfort, Guanajuato, iniciaron el proceso de registro ante el IMPI, logrando que al igual que la Talavera o el Ámbar de Chiapas este instrumento de piedra volcánica cuente con su denominación de origen.

Posiblemente, si eres muy joven solo sepas de este gran soldado de la cocina por su nombre como platillo, pero te aseguramos que usarlo para preparar tus salsas y otros platillos enriquecerá el sabor de estos, una herramienta orgullosamente mexicana.