El jaguar es una especie que ancestralmente ha sido muy importante en nuestro país y Centroamérica, seguramente conoces la especie pero existe una variante llamada ‘Jaguar Negro’ que al igual que sus ejemplares más comunes.

Lamentablemente, se encuentran en peligro de extinción, aunque no todo son malas noticias. Sigue leyendo.

Portrait of a black jaguar with a light brown background

Se calcula que en los últimos ocho años el  subió de 4000-4800 ejemplares. Recientemente, el  Parque Zoológico del Centenario de Mérida logró una reproducción exitosa que trajo consigo a un nuevo miembro de esta especie luego de siete años de intentarlo.

Un estudio de La Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar dio a conocer que una de las principales amenazas que sufre el jaguar en América Latina y en México es el mercado negro, ya que se venden sus colmillos, huesos y pieles en el comercio chino ilegal.

En Peten, Guatemala se sabe de una pareja de ancianos que encontraron un cachorro de estos ejemplares abandonado y decidieron cuidarlo, hoy en día el pequeño gatito se ha convertido en una fiera de más de 100 kilos que protege a sus padres adoptivos.

Con ciertas acciones e información en México podríamos lograr sacar al Jaguar Negro de la lista de especies en peligro de extensión, como sucedió en su momento con la mariposa Monarca y La vaquita Marina; por ello, es importante seguir de cerca y apoyar a asociaciones como La Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar.