Los hongos son los seres vivos que más años llevan habitando la tierra, pertenecen a un inmenso reino llamado Fungi del que se estima existan entre 1.5 y 5 millones de especies de las cuales solo se han registrado al rededor de 100 mil, hoy en día su aportación al planeta va de lo culinario, a lo espiritual pasando por lo medicinal.

Todo empezó con los hongos colonizando tierra firme hace 1300 millones de años para darle paso a plantas y por supuesto los animales, a su vez fueron pieza clave en devolverle a la atmósfera su estabilidad cuando esta se volvió irrespirable tras el impacto del meteorito que hace unos 65 millones de años, acabó con los dinosaurios.

Por otro lado, tenemos las familias comestibles, que son hongos cultivados como los champiñones, la setas y el huitlacoche que datan de siglos atrás, hoy en día son uno de los sustitutos de carne de preferencia, son muy saludables por su perfil con alto valor nutricional además de prevenir enfermedades de todo tipo como cáncer o diabetes.

El lado más divertido de estos elementos de la naturaleza por supuesto es a su vez controversial al estar marcado como una droga, sin embargo múltiples estudios han demostrado las propiedades benéficas de los conocidos como hongos alucinógenos.

Se sabe que pueden ayudar en el tratamiento de la depresión, los trastornos de alimentación y la adicción al consumirse ya que la psilocibina que contienen se convierte en psilocina en el cuerpo humano, la cual se enlaza con los receptores de serotonina del cerebro, como dato extra no son adictivos.

Por supuesto, al ser un reino tan diverso aún hay mucho que conocer, no todos los hongos son benéficos, existen los venenosos pero sin duda es un reino con el que amamos coexistir.