“El proceso que sigo para diseñar una bolsa es muy parecido al que haría para realizar un plano arquitectónico”, afirma Eileen García, mujer mexicana emprendedora, cuya marca homónima ha logrado completar los looks de pasarelas dentro de Fashion Week México 2017. Arquitecta de profesión, encontró su verdadera pasión en la moda. Su propuesta ofrece ser una firma con piezas limitadas, diseños con estilo vintage y mano de obra nacional.

Hace unos días la entrevistamos en su boutique ubicada dentro de Barrio Alameda, Local 31, y esto fue lo que nos confesó:

¿Cómo nace la idea de diseñar moda nacional?

Estudié arquitectura, y al final de la carrera me di cuenta de que no me apasionaba tanto, entonces me titulé y pensé que tenía que ver qué es lo que realmente quería en la vida. Descubrí que lo mío era la moda, porque desde chiquita le hacia bolsas a mis muñecas en vez de jugar con ellas.

DSC_0677

¿Cuál fue tu experiencia al irte a estudiar a Nueva York?

Escogí Nueva York porque es una de las capitales mundiales de la moda y pensé en que ahí tenía que encontrar un curso que me sirviera. Me fui un año, aprendí a coser, hice diferentes modelos cosidos de bolsas y zapatos, en general marroquinería; después estuve trabajando con diseñadoras locales, lo que me dio mucho aprendizaje para poder iniciar mi marca.

¿Qué aprendiste en tu estancia en el extranjero que no hubieras podido saber en México?

Podría ser la forma de trabajo. Allá todo lo tienen muy bien armado, y los lugares en donde trabajé, aunque eran pequeños, sí tenían papeles muy específicos para cada quien. Toda su forma de trabajo está muy bien estudiada. Aquí somos muy “a la mexicana”, si tienes un problema lo resuelves en el momento como puedas, que también es muy válido, porque nos ayuda a recurrir a la creatividad. Creo que hay que tomar lo bueno de ambas situaciones.

DSC_0679

¿Cuáles fueron los primeros pasos de la marca?

Mi principal inspiración siempre fue la arquitectura, mi background, ya que sigue siendo un tema que me encanta, además de combinarlo con lo que aprendí en Nueva York. Me basé en lo que encontraba en los mercados de pulgas con piezas de otras épocas y quise hacer una combinación entre lo pasado y lo contemporáneo.

¿Por qué la bolsa de Merry Poppins es icónica para ti?

Justo porque es una bolsa en la que puedes llevar de todo. Es muy simbólica; las mujeres llevamos en nuestros bolsos muchas cosas importantes, es como llevar tus secretos dentro y es una fuente de inspiración para mí, además de un punto muy importante, la boquilla o apertura “tipo monedero de abuelita”, con dos bolitas que se entrelazan para abrir y cerrar, y esa pieza es la que me distingue de otras marcas.

¿Qué es lo primero que haces para diseñar una bolsa?

Al igual que cualquier otro proyecto de diseño, armo un conjunto de imágenes, temas, inspiraciones y con base en eso comienzo a dibujar haciendo una especie de planos. Mi proceso creativo es muy semejante a realizar un plano arquitectónico. Hago un bosquejo de todas las vistas de la bolsa, después los detalles, las medidas, y por último qué material lleva cada parte.

DSC_0681 DSC_0686

DSC_0669

¿Con quién te gustaría hacer una colaboración?

Me gustaría hacer algo con algún tatuador, creo que podría surgir algo muy propositivo, pero aun no encuentro a la persona indicada.

¿Qué es lo que busca la mujer mexicana al escoger una bolsa?

Busca originalidad y ediciones limitadas, hablamos de unas 20 piezas por modelo, realmente cuando se acaban no vuelven. La mujer que busca un ejemplar de mi marca busca que sea el foco del atuendo.

¿Qué satisfacciones te dejó participar por primera vez en Fashion Week México? 

¡Se siente muy padre! Es una experiencia que esperas desde el inicio de tu marca y lograrlo te ayuda a validarte a nivel internacional, mínimamente nacional. Estoy muy satisfecha.

DSC_0651

Visita su boutique en Barrio Alameda, Local 31, Colonia Centro, CDMX.