Texto de Emilio Farfan
El esfuerzo y resilencia, como se le llama hoy al espíritu inquebrantable de resistir y tratar de salir adelante reinventándose, sirvió de inspiración para que Don Julio la ‘muy querida’ marca de tequila en México, lanzara iniciativa para rendir homenaje y reconocer estas cualidades de los mexicanos con dos nuevas ediciones especiales de Don Julio 70 y Don Julio Reposado.

Nuevo empaque e imagen, luce ahora cada una de las botellas de la edición limitada a sólo mil unidades y promovida mediante la campaña “Me Quito el Sombrero”, de cuyas ventas se generará una parte en apoyo para la reactivación de los restaurantes y bares del país.

El despacho de diseño local Anagrama logró la transformación de la novedosa imagen intervenida a mano, expresando así el reconocimiento y agradecimiento de Don Julio con nombres de ‘dones’ y ‘doñas’ que
representan muy bien al mexicano de tesón y resilente, que mantiene firmes
sus ideales.

Con esta innovadora colaboración, la icónica memoria de Don Julio González el fundador de la casa tequilera, revive y se reinventa ‘quitándose el sombrero’ ante ellos.

Hace unos días arrancó la preventa de la edición especial a través de sitios web y plataforma e-comerce de Costco, La Europea y Bodegas Alianza. Muy loable la iniciativa de Diageo y Don Julio para apoyar al sector de la hospitalidad en su reapertura como parte de diversas acciones más, traducidas en aportaciones económicas a más de 10 mil trabajadores del rubro, además de certificaciones capacitación gratuita a profesionales de establecimientos de consumo en México.

Asimismo, continúa su programa global #Raising The Bar, que favorece la reincorporación a la vida activa de bares y pubs en todo el mundo.